Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jb. Viñals Cebriá. Redactor. escriba una noticia?

Antonio Marín Segovia, le embarga la tristeza: “Mientras recorro las calles de mi ciudad, Valencia”

16
- +
29/09/2019 04:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

---------------------Por las calles de Valencia------------------------

 

 

Antonio Marín Segovia Le embarga la tristeza. “Mientras recorro las calles de mi ciudad, Valencia”.

 

Antonio Marín Segovia, ese inquebrantable luchador por alcanzar la igualdad y el bienestar de todas las personas de todas las razas y condición del mundo, en la presente ocasión nos refiere: “Mientras recorro las calles de mi ciudad, Valencia”. 

“Mientras recorro las calles de mi ciudad, Valencia, observo perplejo y sumido en una gran tristeza, la existencia de innumerables personas que dormitan, piden o simplemente deambulan sin rumbo y con la mirada perdida... Sin Techos e indigentes de todas las razas, géneros y edades, pero debo afirmar que la mayoría son españoles y muy blancos de piel. 

La mayoría de eso que se llama clase media (y que no pasan de ser asalariados precarios) ni siguiera les dedican una mirada compasiva. Tampoco hay palabras. La indiferencia es la respuesta de todos. Pero lo que realmente resulta bochornoso e indecoroso es constatar el silencio a las innumerables peticiones y propuestas que llevo formulando por escrito a las instituciones del "cambio". Sí, también recibo yo un gran silencio miserable de esos partidos políticos que venían a "rescatar personas", que no dudan de proclamarse "progresistas".

Me consta que no existen soluciones mágicas a problemas de desarraigo y pobreza extrema. Numerosos factores han influido para que estas personas se encuentren abocadas a malvivir en las calles. Y sin un enfoque pluridisciplinar, donde intervengan psicólogos, asistentes sociales, educadores... será imposible rescatar de la indigencia, de la soledad y de la enfermedad a estas personas. 

En un recoleto jardín, pegado a la vieja Ciudad Sanitaria La Fe, de Campanar existe una colonia de indigentes, de eso que se llama ahora personas Sin Techo, que han organizado un campamento, que aumenta cada día que paseo por la zona. Y junto al solar de Jesuitas (ese que debería albergar la ampliación del primer Jardín Botánico de España), hay otro enorme campamento de personas sin hogar. Y no me olvido de las personas que pernoctan en el Parque del río Turia. Pero estos asuntos no parecen ser estar en la agenda de las organizaciones políticas que muy pronto concurrirán a las elecciones nacionales.

Mitigar y paliar las nefastas condiciones que sufren estas personas no constituye ninguna prioridad para los dirigentes de los partidos políticos. Y aquí ya no hablo de atacar de raíz las causas que generan estas patologías sociales, pues eso sería un tema complejo, que precisaría de un trabajo exhaustivo y un compromiso de gran envergadura.

----------------------------Pobreza por las calles-----------------------

Desconozco si las tecnologías nos han hurtado la capacidad de mirar, de sentir, de poder empatizar. Desconozco si tenemos algún interés en ejercer la solidaridad con aquellas personas y colectivos en situación de marginación extrema que tenemos al lado. Veo que es mucho mejor organizar manifestaciones y algaradas para acoger a emigrantes de países exóticos, mientras abandonamos a otras personas a su suerte, condenándolos a ser invisibles, a ser unos donnadies. 

En los cuatro años que llevan en las instituciones las organizaciones del "cambio", no he visto nada que permita augurar el anhelo de dar un mayor trato humano a estas personas que "adornan" nuestras calles, nuestros jardines... Y no creo que supongan ningún gran esfuerzo presupuestario y humano.

¿A qué esperan los dirigentes de esas formaciones, que tanto alardeaban no hace mucho de su interés por "rescatar a las personas", para iniciar, para impulsar programas coordinados y eficientes, que permitan rehabilitar a estos seres humanos, sumidos en una silenciosa desesperación? 

Por cierto, según pronostican los expertos, nos abocamos a una gran recesión económica y, según todos los indicios, España será uno de los países que más sufrirá. Los suicidios aumentan, mientras la ludopatía y el alcoholismo y otras adicciones se ceban con los jóvenes. Tenemos que reflexionar y actuar alguna vez si no queremos sucumbir como sociedad. 

Termino. La infinita e indescriptible tristeza que contemplo cuando miro directamente a los ojos de esas personas que fotografió a diario merece algo más que el ya "normal" y miserable silencio ciudadano e institucional Y nada vamos a lograr con mis palabras o con notas de prensa advirtiendo del aumento de las desigualdades. Hace falta acción rigurosa, compromiso firme, programas y partidas presupuestarías y personal cualificado. Sobran palabras y gestos.”

Reportaje fotográfico  y texto: Antonio Marín Segovia.


Sobre esta noticia

Autor:
Jb. Viñals Cebriá. Redactor. (396 noticias)
Visitas:
38
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.