Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Asamblea Nacional, cuna de una vanguardia socialcristiana macabra de centro izquierda

27/06/2019 20:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Durante los períodos de crisis, que son cíclicos casi en todas las naciones del orbe, es conveniente hacer a un lado el casarse con temas controversiales

Asidero

 

*Los estallidos verbales entre Presidencia y grupo colegiado de la AN es parte de una acción conjunta de los alacranes políticos.

En Estados Unidos los republicanos son de centro-derecha y los demócratas de centro-izquierda. Dictaduras las ha habido tanto de izquierda (el comunismo) como también de derecha (Hitler, Franco, Pinochet, Videla, etc.) Dictadura y corrupción, así como honestidad y eficiencia, hay igualmente de izquierda como de derecha. Pero ¡ojo! Hay peligrosos extremistas de derecha e izquierda; y partidos —como Podemos (España), Syriza (Grecia) y otros en Asia, África y Latinoamérica— que dicen ser de izquierda, pero no lo son; en realidad son partidos demagogos y populistas que terminan siendo dictaduras de mafias corruptas.  

Hoy los socialistas, social demócratas y social liberales modernos son de centro-izquierda, demócratas y capitalistas, aunque no del “capitalismo salvaje”, por eso se llaman de centro-izquierda, porque consideran que el Estado debe intervenir en la economía para garantizar lo básico a los ciudadanos, como salud y educación. Defienden la libertad, la separación de poderes, elecciones libres, pluripartidismo, alternabilidad en el Gobierno, economía libre, propiedad privada y estado de derecho. España, Portugal, Suecia y Canadá tienen gobiernos socialistas de centro-izquierda, y en Alemania, Holanda, Austria e Irlanda gobiernan coaliciones o alianzas de partidos conservadores de centro-derecha con partidos socialistas y liberales de centro-izquierda.

Es que confundimos comunismo, socialismo, izquierda, derecha. etc. El fracasado comunismo ya no existe, únicamente agoniza en Corea del Norte y Cuba; porque China “comunista”, Vietnam y Laos tienen economía capitalista.

Nuestro país, Venezuela tiene que superar su perspectiva económica que se encuentra en bajo nivel y emprender un conjunto de reformas para modernizar al Estado, porque la Constituyente actual solo se ha motivado a otros menesteres. Debemos aprender de otras experiencias, como es el análisis individual del país, del grupo político que la respalda y la sesión plenaria de la Asamblea Nacional, como garante del equilibrio político de los tres poderes.

Recordemos que la crisis inicia, formalmente, a consecuencia de unas guarimbas al sistema de seguridad social, que provoca unas protestas populares, donde jóvenes y estudiantes juegan un papel preponderante y se producen las primeras víctimas mortales.  Simultáneamente empiezan a surgir “tranques” en distintos sectores del país y el Gobierno invita a la Conferencia Episcopal de Venezuela para que organice y sirva de mediador y testigo en un diálogo, al cual son invitados algunos sectores de la oposición, de la sociedad civil, del sector empresarial, incluyendo al sector campesino y los estudiantes universitarios.

Durante los períodos de crisis, que son cíclicos casi en todas las naciones del orbe, es conveniente hacer a un lado el casarse con temas controversiales no sustantivos que polarizan las sociedades, para un exitoso proceso de paliación o resolución de la crisis. Cada uno de los problemas que agobian nuestro acontecer cotidiano, requiere una respuesta con acciones concretas al inconveniente por resolver. Se individualizan las situaciones conflictivas y se establecen las soluciones respectivas.

Más pragmatismo y menos retórica ideológica es lo que necesitamos, señor presidente

Si las dificultades no se individualizan y se entremezclan unas con otras, es imposible ir solventando las mismas en bloque. Si a esto se suma que los conceptos ideológicos trasnochados se anteponen a las soluciones prácticas inmediatas, el resultado será el empeoramiento del desconcierto existente.

Introducir discusiones sobre temas controversiales en lo moral, la religión, laicismo o estado confesional, entre otros, para desviar la atención sobre el crecimiento del desempleo, el aumento de los asaltos y la criminalidad, el costo de la vida, el deterioro de los valores, la reorientación del modelo educativo, las políticas de reactivación económica y otros más de igual relevancia, le hacen un flaco favor al clima de confianza y certidumbre que un país requiere para su despegue económico.

Es por ello, que hago una instancia al presidente Maduro Nicolás y sus ministros, para retirar temporalmente de la discusión diaria de ataque verbal, aquellos temas y proyectos de ley que desvíen la atención de lo realmente importante. Cuando el conductor del equipo abre muchos frentes a debate, o no prioriza lo esencial, es muy probable que la vorágine de opiniones encontradas le empantanen el campo de juego. Por esto, no me gusta hablar de crisis o bloqueo, somos víctimas de mafias organizadas que tienen su centro o núcleo en el mismo gobierno. Cuando esto sucede, es indiscutible que también las soluciones claras se extravíen, pierdan el norte, y se alejen las acciones positivas necesarias para el buen desenlace de todo aquello que pretendamos ordenar.

Retomemos lo urgente ya, pospongamos lo cosmético para tiempos mejores. Gobernar bien es administrar bien y establecer las prioridades del momento, con los planteamientos adecuados para cada temática en conflicto, sean estos afines o no a la postura ideológica conque el electorado lo llevó a la primera magistratura. Señor presidente.

Más pragmatismo y menos retórica ideológica es lo que necesitamos, señor presidente.

La reforma de la elección de diputados a la Asamblea Nacional, para eliminar las listas de privilegiados y votar por nombre a los diputados elegibles, los referéndums revocatorios de mandato, la elección parlamentaria de medio periodo, la reelección inmediata para descartar aquellos diputados que no han sido eficaces y reelegir a quienes han sido destacados nos llevaría a mejorar el parlamento. ¡Hagámoslo pronto, hagámoslo con espíritu de urgencia!  Necesitamos caras nuevas en la Asamblea Nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1213 noticias)
Visitas:
3534
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.