Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El balance de Batet: diálogo con los independentistas, traspasos a Euskadi y subida del sueldo de los funcionarios

0
- +
16/05/2019 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CLARA PINAR

image

Meritxell Batet (Barcelona, 1973) se convertirá previsiblemente en la próxima presidenta del Congreso, tras ser propuesta este viernes por el PSOE para este cargo. Con ello, se descarta su continuidad en el Ejecutivo de Pedro Sánchez, donde en los últimos diez meses ha sido ministra de Política Territorial y Función Pública. La recuperación del diálogo institucional con la Generalitat de Cataluña, los traspasos de competencias al País Vasco y la subida del sueldo de los funcionarios forman parte de su balance en el Gobierno.

El nombramiento de una política catalana para dirigir las relaciones entre el Ejecutivo central y los Gobiernos autonómicos confirmó que Sánchez pretendía iniciar una nueva época en relación con el conflicto catalán. En junio del año pasado, le dio el relevo Soraya Sáenz de Santamaría, que además de la vicepresidencia del Gobierno con Mariano Rajoy, se encargó de esta cartera -llamada Adminstraciones Públicas-, delegando en un secretario de Estado, Roberto Bermúdez de Castro

Si a Sáenz de Santamaría se la llamó "ministra de Cataluña", bajo la batuta de Sánchez, la pátina que dio Batet nada más llegar al Ministerio fue muy distinta al PP. Poco después, Sánchez recibió en Moncloa al presidente de la Generalitat, Quim Torra, donde convinieron retomar la comisión bilateral Estado-Cataluña, que llevaba sin reunirse desde 2011.

Así, correspondió a Batet representar al Estado en una finalmente única reunión con el conseller catalán de Acción Exterior, Ernest Maragall, en la que se acordó crear grupos de trabajo específicos sobre Asuntos Económicos y Fiscales, Inversiones e Infraestructuras y Transferencias, que sí tuvieron continidad, a niveles técnicos, en los siguientes meses.

En el encuentro político entre Batet y Maragall no hubo grandes acuerdos, pero Batet destacó que al menos sirvió para retomar el diálogo. "Hablar de las grandes discrepancias es importante, me parece importante que se produzcan en este dialogo en lugar de que se hagan mandando mensajes a través de titulares", dijo Batet el primer encuentro de agosto del año pasado.

Junto a Sáchez y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, a Batet también le correspondió organizar la tormentosa reunión de Pedralbes y salir en una fotografía con el Govern que los independentistas difundieron como producto de una cumbre bilateral.

Una de las referentes del PSC actual, Batet también se unió al coro de polémicas opiniones de socialistas catalanes sobre los políticos procesados por el 1-O al afirmar que sería necesaria una "reflexión" sobre la prisión provisional en la que se encuentran, entre otros, el expresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y varios exconsellers.

Competencias a Euskadi

Como ministra de Política Territorial, Batet también ha dirigido la última tanda de traspasos de competencias desde el Estado central al País Vasco, que se hicieron firmes una vez concluida la legislatura y convocadas las elecciones.

En enero de este año, Batet y el consejero vasco de Presidencia, Josu Erkoreka, acordaron un calendario para transferir competencias, según contemplaba el Estatuto de autonomía. Se agruparon en tres bloques, de menor a mayor dificultad y las partes se comprometieron a trabajar en ellas para hacer posible el traspaso.

Al final, el pasado mes de marzo, el PNV tuvo que forzar la máquina y amenazar al Gobierno con no apoyar sus decretos sociales en el Congreso si no se avanzaba. Los nacionalistas vascos dieron finalmente luz verde a cambio de que se "intensificaran las negociaciones" y finalmente, Batet y Erkoreka rubricaron -por videoconferencia- un acuerdo por el que Euskadi gestionará parte de la autopista AP-68. Es una de las cuatro competencias que se negociaron antes del inicio de la campaña electoral para las generales del 28A y la única que finalmente salió adelante.

Quedaron pendientes la jubilación ordinaria de trabajadores afectados por un ERE, legislación sobre productos farmacéuticos y del seguro escolar. También otras competencias de mucha más enjundia que el PNV defenderá en la próxima legislatura -ya sin Batet en el Ministerio- e, incluso, para que el Sánchez cuente con su apoyo a la investidura, como prisiones, aeropuertos, paradores de turismo, hidrocarburos o competencias en inmigración.

Sueldo de los funcionarios

Además de de Política Territorial, Batet ha sido también ministra de Función Pública y como responsable de buena parte de los funcionarios del Estado, en diciembre el Consejo de Ministros dio luz verde a la propuesta de su Ministerio para subir el salario de los trabajadores públicos un 2, 25% fijo a partir del pasado 1 de enero, más dos incrementos variables, de 0, 15% cada uno, que dependerán de la evolución de PIB y de otros fondos adicionales.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (32940 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
13
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.