Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Desde la base, con movimientos en zigzag

09/06/2019 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ISASAWEIS. ESCRITORA Y 'BLOGGER'

image

La vida ha sido muy jodida con Irene, en ocasiones ha sido realmente jodida.

Eso piensa ella mientras se maquilla en el baño con esa luz que sale del techo y que le llena la cara de sombras. Se mira triste en el espejo al comprobar que no queda rastro de su belleza.

En silencio, pasa su manos por las mejillas mientras se observa, y las detiene en un acto desesperado de querer encontrar en ellas a la niña que vivía allí. La recuerda, era soñadora y sonreía siempre, hablaba altísimo cuando se emocionaba y se atropellaba a sí misma transformando sus pensamientos en palabras, que a través de su boca, sonaban como si fueran hechos. Sus pómulos se elevaban cuando reía a carcajadas con sus locuras y se sonrojaban cuando le decían algo bonito. En realidad, aún siguen haciéndolo, pero ella no lo sabe, solo baja la mirada.

Se deshace la coleta y observa el mechón de pelos que se queda en sus manos. Ni rastro ya de su espesa melena que secaba pacientemente con la cabeza hacia abajo en su adolescencia. Son muchos años, piensa. Y muchas cosas...

Le resbalan las lágrimas al recordarse como si se tratase de alguien ajeno a ella. Brotan así, sin razón, y las aparta con los dedos avergonzada como negando que hubieran existido.

Lo que más le entristece es haber perdido sus enormes ojos verdes que los chicos le piropeaban cuando era joven, y que se han ido hundiendo con los años, y ahora se acurrucan debajo de unos párpados que ya no se sostienen tersos como antes. Se han vuelto chiquititos y no se abren con aquella intensidad, cuando todo le sorprendía a cada paso y le parecía maravilloso y lleno de posibilidades... Ahora, observan escondidos, y se refugian hacia adentro tapándose con las arrugas. Han aprendido a hacerlo para no dejarse ver cuando lloran.

Mira a su boca y se sorprende. Por ella, que tanto ha vivido, no han pasado los años de la misma forma. El tiempo le ha forjado una bonita muralla de arrugas que se hacen más intensas cuando sonríe y están ahí solo para recordarle que ha reído mucho en esta vida.

Entonces sonríe más...

La música lleva un rato sonando en el cuarto de baño y no se había dado cuenta. La puerta violeta de Rozalén se abre hacia ese prado verde muy lejos de allí.

Irene se mira de nuevo a los ojos y coge la máscara de pestañas y recuerda cómo se hacía: "Desde la base, con movimientos en zigzag". Y las sube mucho, muchísimo.Y pinta su boca de rojo y se sonríe de nuevo.

La vida se pone jodida a veces, Irene, y cuando lo hace, nos deja solos para recordarnos que somos fuertes. Solo si te encuentras en medio del océano, sin botes en los que refugiarte, sin tablones a los que agarrarte, vas a echar mano de algo que solías hacer de niño: NADAR.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (38168 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
947
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.