Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cucaracha escriba una noticia?

Benemeritaaldia.org:Puigdemont estaría al frente del "Tsunami Democràtic", junto a la CUP e informáticos del 1-O

12
- +
18/10/2019 12:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sin comentarios y sin entradillas

 

Los servicios de información disponen ya de indicios que sitúan al expresidente de la Generalitat y al dirigente de la CUP David Fernández detrás de la nueva marca del independentismo

Fernando Grande-Marlaska se ha encargado en las últimas horas de situar Tsunami Democràtic al frente de las prioridades de los servicios de información de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ya se han producido algunos avances. Según fuentes cercanas a las pesquisas, los agentes disponen de indicios que sitúan en la cúspide de la nueva marca del independentismo a Carles Puigdemont y al líder de la CUP David Fernández. Otros representantes del partido anticapitalista, de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium también tendrían un papel clave en la dirección de esta plataforma.

Con todo, en la punta de la pirámide de Tsunami Democràtic, responsable del cerco al aeropuerto de El Prat del pasado lunes y principal promotora de la manifestación soberanista que recorrerá la Ciudad Condal el 26 de octubre, fecha en la que inicialmente estaba previsto el FC Barcelona-Real Madrid, destacan las figuras de Puigdemont y Fernández, con una ascendencia indiscutible en el secesionismo. Además, ambos se complementan, barriendo todo el espectro ideológico del movimiento.

Puigdemont llevaba tiempo buscando desde su retiro en Waterloo una iniciativa que le permitiera recuperar el control político y social de Cataluña. El año pasado, probó con la Crida Nacional per la República. El proyecto sigue activo, aunque no ha logrado convertirse en un espacio transversal del independentismo. Su principal objetivo era absorber a ERC y nunca estuvo cerca siquiera de lograrlo. Tampoco ha funcionado su Consell per la República. Tsunami Democràtic es justo lo que Puigdemont soñaba desde hace meses.

Un 'tsunami' en 2014

Por su parte, David Fernández, forjado en el cooperativismo y las finanzas alternativas, pasó a un segundo plano tras dejar su escaño en el Parlament en 2015, pero las Fuerzas de Seguridad lo sitúan en el núcleo directivo que lleva las riendas de una organización de naturaleza tan atomizada como la CUP. Conoce por dentro los movimientos antisistema y los resortes para activar protestas callejeras como las que han sembrado el caos en Barcelona esta semana. Los servicios de información le atribuyen, por ejemplo, un papel decisivo en el apaciguamiento de los grupúsculos independentistas más radicales desde 2017, fundamental para que el Govern de Puigdemont pudiera ampliar la base social del 'procés' y trasladar a la opinión pública internacional que se trataba de un movimiento netamente pacífico.

El primero que juntó las palabras 'tsunami' y 'democrático' en público fue el expresidente de Òmnium Cultural Jordi Cuixart, cuando declaró como acusado en el juicio del 1-O el pasado 26 de febrero. Fernández, amigo desde hace años de Cuixart, se hizo eco de esas palabras ese mismo día en su cuenta de Twitter. “Tsunami democrático. Siempre. #AdelanteCuixart”, escribió en la red social. La idea no le resultaba nueva. El propio Fernández preguntó retóricamente en enero de 2014 en otro tuit: “¿Cómo se para un tsunami?”. Pero no hay duda de que el nombre de la plataforma encierra un guiño al exdirigente de Òmnium, que se ha transformado en una figura totémica del independentismo, más aún tras su condena a nueve años de cárcel por un delito de sedición.

Según las fuentes consultadas, Puigdemont, Fernández y otros líderes con un papel más secundario habrían usado las mismas redes de confianza semiclandestinas que tejieron la ANC y Òmnium en los preparativos del 1-O para poner ahora en marcha Tsunami Democràtic con el mismo halo de secretismo. Nadie pone cara a sus dirigentes, pero las órdenes que imparten llegan hasta el último rincón de Cataluña. Y se obedecen.

Sin sumarios

Los mismos servidores del Caribe

Tsunami Democrátic no solo aprovecha la vasta implantación territorial de la ANC y Òmnium, que fue imprescindible para la organización del 1-O. La nueva marca secesionista también se sirve del 'know how' tecnológico de las dos principales organizaciones del movimiento. La web de la plataforma oculta a sus impulsores utilizando los servicios de la empresa Njalla, propiedad del 'hacker' sueco Peter Sunde, fundador de la plataforma de descargas The Pirate Bay. El rastro de la página se pierde en un despacho de abogados de la Isla Nieves, en pleno Caribe, especializado en la creación de estructuras 'offshore'.

Sunde prestó su apoyo a los organizadores del 1-O para volver a activar las páginas del censo del referéndum que fueron tumbadas por la Guardia Civil por orden judicial. Su infraestructura volvió a ser utilizada por la ANC, Òmnium y los CDR para alojar cataloniavotes.today, la página del recuento alternativo que hizo el independentismo en las elecciones autonómicas del 21-D, en pleno 155, tras extender el rumor de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy iba a adulterar esos comicios para favorecer a los partidos constitucionalistas. También están en servidores de Njalla las webs defensaexili.org y governrepublica.org, dos páginas directamente controladas con Puigdemont. Tsunami Democràtic responde al mismo patrón tecnológico de todas estas iniciativas.

Los carteles del aeropuerto

Otras pruebas apuntan con idéntica intensidad hacia la CUP. La plataforma empezó a sonar a principios de septiembre, cuando Puigdemont, Fernández, Quim Torra y Oriol Junqueras, entre otros dirigentes independentistas, animaron en las redes sociales a seguir a esta nueva entidad. Pero Tsunami Democràtic no demostró su fortaleza hasta el pasado lunes, cuando fue capaz de convocar a entre 4.000 y 5.000 manifestantes en el aeropuerto de El Prat para responder a la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del 'procés'. La toma del aeródromo, inspirada en las manifestaciones prodemocráticas de Hong Kong, fue planificada con la máxima discreción. Tsunami no desveló que esa sería su primera gran acción hasta las 13:00 del mismo lunes.

Primero, envió un mensaje a las más de 200.000 personas suscritas a su canal de Telegram en ese momento (este jueves, a última hora, ya eran 325.000) para convocarlas en la plaza de Catalunya. Después, a las 13:00 en punto, distribuyó por la misma red la primera consigna secreta: el objetivo era ocupar El Prat. Sin embargo, de forma simultánea, ocurrió otro episodio que ha pasado más desapercibido.

Unos minutos antes de las 13:00, llegaron a la plaza de Catalunya como surgidos de la nada y en grupo varios dirigentes de la CUP. Destacaban Carles Riera, portavoz de la formación en el Parlament; Natalia Sánchez, también diputada autonómica; su cabeza de lista del partido por la provincia de Barcelona en las próximas generales, Mireia Vehí, y la exdiputada Eulàlia Reguant. En cuanto llegó el mensaje de Telegram de Tsunami Democrátic revelando que el objetivo secreto era el aeropuerto, los políticos de la CUP sacaron unos carteles que llevaban escondidos para pedir a los manifestantes congregados en ese punto de la ciudad que se movilizaran en esa misma dirección. Hasta ese momento, solo unos pocos elegidos conocían la acción de El Prat, pero casi toda la cúpula del partido anticapitalista estaba al tanto.

Un aviso en julio

Riera pronunció unas palabras en julio que ahora han cobrado sentido. En una entrevista con Europa Press, defendió que la respuesta del independentismo a la sentencia debía consistir en “una agudización, una escalada del conflicto”, “una huelga general continuada”, y consideró que era necesario crear las condiciones para generar “otro momento comparable al del 1-O y el 3-O, pero esta vez que sea efectivo y no se quede en lo simbólico”. “Esto se hace poniendo en jaque el orden jurídico político, actuando las instituciones con soberanía y reapropiándose del control del territorio y de los recursos, acompañado por un ciclo de movilizaciones”, aseguró Riera. Ese escenario es justo el que busca Tsunami Democràtic. Es evidente que la CUP ya tenía entonces algo más que una idea de lo que iba a ocurrir en octubre.

ACCESO FUENTE


Sobre esta noticia

Autor:
Cucaracha (70 noticias)
Visitas:
31
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.