Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Bill Gates y la NASA enfrentados: Nubes artificiales, ¿para la paz o para la guerra?

26/11/2015 04:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La creación de nubes artificiales anunciada por la NASA, sin duda para el Pentágono se ha encontrado con la técnica y el capital de Bill Gates que quiere hacer lo mismo para controlar el calentamiento global. Esta sería una tecnología verde

Un proyecto de la Nasa, el Departamento de Defensa y la Armada de Estados Unidos para crear artificialmente nubes en la frontera de la atmósfera con el espacio exterior ha provocado una fuerte polémica y protestas entre quienes consideran que el ensayo puede producir graves alteraciones en el clima y repercutir negativamente en la salud humana. El experimento “Liberación del Aerosol Precargado” –conocido como Care, por sus iniciales en inglés– ha consistido en liberar en la alta atmósfera un cargamento de partículas de óxido de aluminio que ha sido transportado hasta allí por un cohete de la Nasa lanzado el pasado 19 de septiembre. Este polvo artificial forma unas nubes en torno a los gases de escape del cohete comparables a las llamadas nubes noctulicentes que predominan en las latitudes altas.

“Es un experimento que nunca se ha hecho antes y que permitirá estudiar la formación de estas nubes y la distribución del polvo por la atmósfera”, dijo Wayne Scales, el científico de la Universidad de Virginia (EE.UU.) que dirige a los responsables del ensayo. La realización de esta prueba en la alta atmósfera ha encontrado un fuerte rechazo por parte de diversos grupos, que temen que pueda provocar alteraciones en el clima y en la cantidad de rayos infrarrojos y ultravioleta que llegan a la Tierra, así como contaminar el aire, los mares, el agua y las tierras, por lo que han iniciado una campaña de protesta.

Bill Gates y muchos otros están en la trinchera opuesta

Bill Gates fabrica nubes… pero no para la guerra sino para la paz al contrario que los proyectos al parecer belicistas de la NASA, por ejemplo, que hemos descrito en el epígrafe anterior. El fundador de Microsoft participa en el desarrollo de una tecnología verde que permitiría nublar los días soleados y atenuar el calentamiento global. Es justamente lo contrario de lo que pretende la NASA para el pentágono.

Bill Gates es entendido en nuevas tecnologías, pero no es especialista en temas bélicos., como lo ha demostrado sobradamente. Ahora, más que rico e imaginativo, tiene dinero para dedicarse al clima. Y pasarse a la nubes… aunque no al cloud computing.

De acuerdo a un informe de TimesOnline, los científicos con Bill Gates a la cabeza no esperarán ya más a que las naciones y los grandes congresos  se pongan de acuerdo y emitan regulaciones internacionales para controlar el calentamiento global. Por lo que se ve en los medios han decidido tomar acción inmediata y en ese sentido están ya arrancando con megaproyectos como el de Silver Lining que pretende crear nubes “artificiales” desde el mar.

Bill Gates apoya financieramente el Silver Lining poniendo un total de 7.400 millones de dólares para la adquisición de una flota de 1900 barcos, en este enorme propósito de la producción masiva de nubes que reflejen la luz solar, detengan el calentamiento y el deterioro de la capa de ozono.

De acuerdo a Time “Los barcos convertirán el agua de mar en partículas microscópicas capaces de elevarse miles de metros y formar nubes blancas que aumentarán su refracción de la luz solar. La flota se extenderá en 10 mil kilómetros cuadrados de Océano, aunque no se especifica en cual región o mar.”

Silver Lining especifica que participan en el proyecto reconocidos cientificos e ingenieros de Manchester University, Leeds University, NCAR, Pacific Northwest National Labs, Purdue University, University of Washington y la University of Edinburgh.

Los ecologistas temen las consecuencias medioambientales de esos ensayos

Lo que quiere hacer el fundador de Microsoft es emplear las tecnologías más punteras para extraer toneladas de agua de mar y convertirlas en nubes blancas y esponjosas que conviertan un día soleado en uno más que nublado. Detrás no hay mala fe, sino para atenuar el calentamiento global.

Según The Times, Gates ya tiene a científicos de ambos lados del Atlántico trabajando en esta idea de tecnología verde. Hay muchos inquietos por el calentamiento global que se refleja en las industrias llamadas TIC

El calentamiento global o la escasez de energía y su alto coste se encuentran entre las principales preocupaciones de nuestro tiempo. Esta inquietud también se refleja en la industria como decimos en el título, que pretende adoptar una estrategia común ante esta situación y que Bill Gates por lo que se ve ha captado desde hace tiempo.

El concepto Green IT reúne todas las tendencias encaminadas a definir, propagar e incentivar la eficiencia energética en la tecnología, reduciendo con ello su impacto medioambiental y logrando a la vez un necesario ahorro de costes.

La preocupación del sector TIC por el consumo energético y las consecuencias medioambientales que su actividad genera no ha sido tan temprana como hubiera sido de desear. La industria, sujeta a un entorno de creciente competencia, ha perseguido el desarrollo de productos y servicios de alta calidad, fiables y con el menor coste inicial posible. Aspectos relacionados con la eficiencia energética de los sistemas no han sido considerados prioritarios, pero el ininterrumpido avance de las redes de trabajo o el aumento de la digitalización de contenidos y de la capacidad de procesamiento, entre otras actividades, han provocado una demanda de infraestructuras y sistemas de información cada vez más potentes y, en consecuencia, una demanda energética cada vez mayor.

Un estudio de las universidades de Berkeley y Stanford señala que en cinco años,   según cifras que ofrece ha agudizado el problema del ahorro energético que es crucial para todos, particulares e industria. SegúnThe Economist, los nuevos gigantes tecnológicos, del tipo de Microsoft o Google, pueden  compararse con las fundiciones de aluminio por la cantidad de energía que necesitan.

La green IT no sería nunca tan y tan próxima a la naturaleza… o al menos a las posibilidades de emularla. ¿Serán los genios tech del futuro quienes decidan a su antojo los elementos atmosféricos?

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1600 noticias)
Visitas:
10135
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.