Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Fútbol escriba una noticia?

Colombia y Brasil descansan en buenas manos con Ospina y Julio César

02/07/2014 02:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Cuando el brasileño Julio César disputó en Alemania-2006 su primera Copa Mundial, el colombiano David Ospina había jugado un año antes el Mundial Sub-20 en los Países Bajos. Ahora, el destino decide enfrentarlos en un fantástico duelo de guardianes del arco.

Bañado en lágrimas y la voz afectada por el sentimiento que lo embargó, Julio César evitó la caída del anfitrión en el Mundial-2014: atajó dos penaltis en una dramática definición desde el aterrador punto blanco y mandó a Chile de regreso al firmar el pase a los cuartos de final.

Horas más tarde y a cientos de kilómetros de Belo Horizonte, donde Julio César salió a hombros, Ospina vivió el sueño perfecto en el coloso Maracaná: Colombia alcanzaba por primera vez en su historia el paso a cuartos a costa de un Uruguay herido en el alma y el '1' contribuyó para que el dolor celeste fuera mayor.

Con 34 años y cuando la retirada parece tocar a su puerta después de 16 temporadas, Julio César llegó a Brasil soportando críticas por su decisión de fichar por una liga 'desconocida' para el 'torcedor' brasileño, la MLS estadounidense.

Ospina, de 25 años, se hizo profesional en 2006, el año en que Julio César y Brasil se embarcaron sin éxito a la conquista de Alemania en el Mundial que coronó a Italia. Y, contrario a su colega verdeamarelho, el colombiano sabía que sería titular en Brasil, después de 16 partidos inamovible en la ronda eliminatoria.

El choque de generaciones será el viernes en el Castelao en Fortaleza (noreste), un duelo en medio de un calor abrasador que pondrá al rojo vivo el duelo de los dos mejores guardametas de la cita brasileña.

- Temporadas de tormenta y de sol -

El título de la Copa Confederaciones de 2013 fue un pequeño alivio en medio de la tormenta para Julio César. No vivía sus mejores tiempos: del 'golerazo' de la 'Triple Corona' del Inter de Milán de 2010 quedaba poco, pues se hundía siendo suplente en el modesto Queens Park Rangers inglés, que finalmente naufragó, y sólo el Toronto FC le extendió un salvavidas a comienzos de año.

Aún así, Luiz Felipe Scolari le brindó confianza y le entregó el arco de la selección que busca la sexta estrella mundial. "Me critican por convocar a cada jugador, pero yo lo hago en pos de lo que es mejor para la selección de Brasil. Julio tiene que responder en el juego y tiene todo nuestro respaldo", zanjó 'Felipao' sobre la presencia de su portero preferido.

En la otra orilla, Ospina, también bajo el brazo protector del seleccionador colombiano, el argentino José Pekerman, gracias a su regularidad, cumplió en la pasada temporada francesa con el Niza una de sus mejores campañas desde que fichó en 2008, procedente del Atlético Nacional.

"Hemos mostrado que estamos para cosas grandes. Cada uno ha mostrado en la selección que está fuerte individualmente y eso se ha visto en el trabajo colectivo", aseguró Ospina. "Hay que seguir soñando, ahora tenemos la posibilidad de continuar esta linda aventura ante un rival muy fuerte como Brasil, un lindo partido por los jugadores de ambos equipos y por el fútbol que se practica", anotó 'el Gato' colombiano.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Fútbol (17570 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
3525
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.