Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Correrías de Iglesias para apuntalar Unidas Podemos

16
- +
29/09/2019 20:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Iglesias, busca unificar criterios en la izquierda española

El Reportero del Pueblo.

En apenas unos días, España se estremece en nubarrones de noticias políticas, donde Iñigo Errejón, desgarró su vestimenta morada para convulsionar los estamentos ideológicos Ibéricos y cual gaseosa impregno las bases políticas de la organización Unidas- Podemos para descobajar el futuro del dirigente Pablo Iglesias, quién recibió millones de dólares del presidente bolivariano Hugo Chávez Frías para fundamentar líneas políticas y organizativas en la vieja España. Los desgarros seguirán más allá de Murcia junto a Equo.

Hay nubarrones fuertes en el partido de Iglesias que prefiere asumir cuotas de poder que regirse por una formación más inquietante que ayude a España a salir de los marasmos que un grupo de ciudadanos siempre convalida. Uno de sus lamentos era que la recuperación electoral que mostraban sus trackings electorales se estancaría. Sin embargo, el paso de los últimos siete días ha erosionado la estructura de Podemos. La OPA de Errejón a Iglesias por abanderar el espacio del cambio ha resquebrajado a Unidas Podemos.

La férrea actitud de Pablo Echenique, Iglesias, Teresa Rodríguez y Nacho Escartín le quitaron autonomía a Unidas- Podemos en circunscripciones como Andalucía y Aragón. Todas estas piedras han erosionado el caminar de la formación morada, debilitándola. Iglesia, solo ha recibido una fortaleza en Ada Colan, alcaldesa de Barcelona.

Existe mucha presión interna y las coaliciones se encuentran por darse. Ese apoyo de los comunes y de la dirección de IU contrasta con las críticas que vertió Óscar Urralburu, ya ex líder de Podemos en Murcia, para justificar su marcha al partido de Errejón. "El Podemos que quisimos construir no existe. Es un proyecto que ha cambiado de rumbo. No hay espacio para cumplir los objetivos que nos planteamos, ni siquiera a nivel autonómico", expuso.

Zapatero, ex asesor del presidente bolivariano Nicolás Maduro Moros, busca lograr nuevas respuestas y aliviar cargas que llevan Monedero e Iglesias desde Venezuela. En la hoja de ruta de Errejón estaba presentarse en Barcelona. De hecho, uno de sus objetivos era entablar relación con los comunes. El cierre de filas que han evidenciado públicamente con Iglesias hace que los estrategas de Más País sitúen a la ciudad condal entre las circunscripciones en las que no es seguro que acaben presentándose, según apuntaron fuentes de esta formación a la agencia informativa Europa Press.

Alberto Garzón, Señaló como culpable a Iglesias: "Es un proyecto que ha derivado en otra cosa, en un partido convertido en la clásica izquierda, instalado en una deriva personal incapaz de negociar los acuerdos necesarios que necesita este país". Iglesias, según él, "no ha sabido ver la importancia que tenía para Unidas Podemos estar en el Gobierno".

La escisión en Murcia llevaba fraguándose días y se precipitó días pasados, después de que Urralburu se decidiera a dar el paso. Se trata de un dirigente muy próximo a Errejón, que ya lo apoyó en Vistalegre II, en la confrontación contra Iglesias por el proyecto político de Podemos. Junto a él se marchan su número dos,  María Giménez Casalduero, y a otros miembros de la cúpula autonómica.

Podemos se ve obligado ahora a instaurar una gestora, como ya ocurre en Madrid,  Cantabria,  La Rioja o Castilla-La Mancha, un síntoma de su debilidad estructural y orgánica. Al frente de la misma estará el que ha sido diputado nacional en estas legislaturas pasadas,  Javier Sánchez, que comandará el equipo técnico.

La izquierda fue infiltrada por la derecha y acabo con los presidentes progresistas

En Podemos confían en que no haya más escisiones, toda vez que, por ejemplo, Teresa Rodríguez aseguró que no lanzará la candidatura de Adelante Andalucía para competir contra Podemos ni se unirá a Errejón. En territorios como País Vasco o Asturias, las fuentes consultadas descartan movimientos en las cúpulas. Sí podría darse que en estos territorios ex miembros de Podemos, algunos incluso afines a Errejón, pudieran volver a la escena política para tratar de impulsar Más País en estas regiones.

N apenas cinco años, Podemos ha pasado de erigirse en una alternativa al PSOE a convertirse en un partido en riesgo de descomposición. El cesarismo de Pablo Iglesias, las sucesivas purgas para apartar a los disidentes, la incoherencia ideológica de un partido que se reivindicaba antisistema y ha acabado implorando cogobernar con los socialistas y el acceso a la casta -vía Galapagar- de unas siglas que nacieron con la voluntad de acabar con los privilegios de la clase política han conducido a Podemos a la irrelevancia y la división interna. El paso dado por Íñigo Errejón para presentar su candidatura a las elecciones del 10 de noviembre no ha hecho más que acelerar el desgarro de Podemos, pero este proceso venía larvándose desde que Iglesias decidió convertir Podemos en una fuerza de carácter populista sin cohesión orgánica, sin un proyecto vertebrador para toda España y con un recetario económico entre suicida y disparatado, que colisiona frontalmente con los más elementales principios de la realidad del mercado.

Programa documentado en la versión del Libro Azul de Hugo Chávez Frías.

El desgaste de Podemos se materializó el 28-A -pasó de 71 a 42 escaños- y se confirmó en las autonómicas y municipales, convocatoria en la que vio laminado su poder en algunas de las principales ciudades. Esta sangría es consecuencia del desgaste meteórico que se ha cebado con la formación morada, pero se está viendo agudizada por las fugas a raíz de la decisión de Errejón de saltar a la arena nacional. Equo confirmó ayer su alianza con Más País, provocando el abandono de quien fue su fundador, Juantxo López de Uralde. Con el partido de Errejón también confluirán Compromís y Chunta. Y a ello se suma la decisión de la dirección de Podemos en Murcia de dimitir de sus cargos y pasarse a las filas errejonistas, un duro golpe para Iglesias. Cuestión diferente es la aspiración de Teresa Rodríguez de convertir la marca Adelante Andalucía en el paraguas de las formaciones a la izquierda del PSOE para concurrir a las generales con una única lista en esta comunidad. En todo caso, asistimos a la implosión de Podemos, que acusa los efectos del sempiterno cainismo en la izquierda española, lo que ahondará en la fragmentación de su bloque de cara al 10-N.

Errejón, pese a que su doctrina ideológica se ancla en el populismo bolivariano de Venezuela, irrumpe como una opción pragmática frente al maximalismo de quien un día fue su compañero y amigo. Lo cierto es que se presenta a las generales después de renunciar a ser portavoz de Más Madrid, aunque sin entregar el acta en la Asamblea regional. Esto significa que su sueldo de diputado raso, que asciende a 3.503 euros mensuales, ayudará a pagar su aventura nacional. Es impresentable que los contribuyentes madrileños financien su campaña para las generales. Con el agravante de que, para más inri, tal como reveló EL MUNDO, su absentismo impidió la tramitación de 30 iniciativas en la Cámara madrileña.

Resulta sorprendente que, con este bagaje, Errejón siga teniendo aún algo de crédito en las bases de la izquierda. Pero la realidad es que, aunque también puede pescar votos en el caladero de Pedro Sánchez, su eclosión ha hecho temblar los cimientos de PodemosLa figura de Iglesias se consume por la inoperancia y el arrinconamiento de un proyecto agonizante. La debilidad de una extrema izquierda utópica en lo económico y desleal frente al desafío separatista en Cataluña constituye una excelente noticia para España.

Pedro Sánchez parece decidido a apurar todos los privilegios que le otorga la presidencia en funciones, sin responder de las obligaciones del cargo. Solo así se explica que, ante la eventualidad de una repetición electoral presente en los cálculos partidistas de Sánchez desde el principio, el presidente en funciones se entregue a rondas de contactos con entidades sociales y colectivos afines para presionar a Podemos,  mientras su Gobierno lleva medio año sin someterse a control parlamentario. Una anomalía democrática que el propio Sánchez reprochó a Mariano Rajoy, cuya negativa a someterse al control de las Cortes durante los diez meses que permaneció en funciones fue recurrida al Tribunal Constitucional por el PSOE. La sentencia tardó en llegar, pero dio la razón a los socialistas: concluyó que el Gobierno del PP vulneró la Carta Magna al sustraerse a la vigilancia del Parlamento. Ahora Sánchez desde el poder imita las peores actitudes de Rajoy,  y evidencia una vez más que su trayectoria se explica antes por la ambición inescrupulosa que por el deseo creíble de regeneración.

Pero Sánchez, con los escaños que tiene, no podría permitirse este comportamiento si el resto de grupos políticos hiciese su trabajo en representación del derecho de los ciudadanos a la rendición de cuentas de sus líderes. Tanto PP como Cs han registrado varias peticiones de comparecencia urgente del presidente en funciones y de los ministros concernidos por graves cuestiones de actualidad, pero para que prosperen necesitan del concurso de Podemos. Ayer el partido de Pablo Iglesias creyó acercar la posibilidad del gobierno de coalición ahorrándole a Sánchez el trago de tener que dar cuentas del papel de España en la crisis migratoria de este verano, singularmente respecto del Open Arms, que pilló al presidente de vacaciones en Doñana. Tuvo que ser Carmen Calvo la que asumiera la responsabilidad de la crisis, y a este pretexto se aferra Podemos para reclamar la comparecencia de Calvo en lugar de Sánchez. Quien tiene asimismo pendientes todas las explicaciones referidas a lo tratado en los consejos europeos. Habrá que esperar para ello al momento que mejor convenga en Moncloa dentro del periodo ordinario de sesiones. Otro tanto ocurre con María Jesús Montero, a la que el PP demanda que explique la situación del techo de gasto para 2020, y con otra media docena de ministros: desde Grande-Marlaska, para que informe del dispositivo de seguridad del G-7, hasta la titular de Sanidad, María Luisa Carcedo, por el brote de listeriosis.

La decisión de Podemos de ejercer de muleta y biombo de Sánchez no es solo una claudicación moral sino también un error táctico. Lo primero porque Iglesias irrumpió en política bajo la bandera de la transparencia. Y lo segundo porque Sánchez no dejará de forzar elecciones, si eso le conviene, por un gesto entre cómplice y mendicante de Podemos.

Zapatero y Maduro, que piensan de Errejón


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1183 noticias)
Visitas:
46
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.