Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

El empleo masivo de pesticidas por parte de multinacionales como Monsanto constituyen un peligro letal para el hombre

10/11/2016 03:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los peligros que corre la humanidad si no atiende urgentemente al problema de la desaparición de las abejas por culpa de los insecticidas son tremendos. Einstein ya había profetizado el hambre que traeria el fin de la agricultura por falta de la polinización

Rusia amenaza a Estados Unidos si no desmantela Monsanto. Se ha revelado que en la última reunión entre el presidente ruso Putin y el Secretario de Estado de Estados Unidos, éste adoptó una postura de incredulidad cando oyó de labios del presidente ruso, los peligros que corre la humanidad si la Casa Blanca  no atiende urgentemente al problema de la desaparición de las abejas. Einstein ya había profetizado que el fin del mundo podía venir por la desaparición de las abejas, porque con ellas desaparecerían tambien los cultivos básicos y el mundo pasaría hambre. Los paises del Tercer Mundo desaparecerían.El tono de la conversación Putin-Kerry se volvió extremadamente agrio al justificar este último la protección sin limites que el estado otorga a la multinacional Monsanto.

Los dirigentes rusos insistieron en su “extrema indignación” por el apoyo de el gobierno norteamericano concede a las dos empresas multinacionales de carácter privado (Monsanto, Syngenta) que venden en el mundo entero millones de semillas de plantas transgénicas e insecticidas muy poderosas, todo lo cual puede llevar a una apocalipsis genética, ya que se está destruyendo primero la población de abejas lo que hizo que los cientificos  hablen ya de la “bee apocalipsis” por culpa de Estados Unidos. El Kremlin advierte que si este apoyo a las empresas transgénicas sigue, “con toda seguridad” conoceremos pronto un caos mundial.

Según las actas de las entrevistas, publicadas el 13 de mayo 2014 por el Kremlin, en la página del Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Federación de Rusia (MNRE), Putin estaba tan indignado por la negativa de los burócratas de la Casa Blanca y su indiferencia a discutir esta grave cuestión, antes que problemas previos como los presuntos  bombardeos con armas prohibidas de la aviación siria sobre los yihadistas en Irak y el presidente ruso se negó durante tres horas a conversar siquiera con Kerry, quien había viajado a Moscú en una misión diplomática prevista. Pero por fin Putin cedió para no provocar una ruptura aún mayor entre estas dos naciones.

En el centro de esta disputa entre Rusia y los EE.UU., este informe MNRE dice, es una “evidencia indiscutible” que una clase de insecticidas neuro-activos químicamente relacionados con la nicotina, conocidos como neonicotinoides, están destruyendo la población de abejas en todo el planeta, y que si no se controla, podría destruir la capacidad de nuestro mundo para cultivar un mínimo de alimentos para la gente.

Tan grave se ha convertido esta situación que los informes MNRE, empujaron a la Comisión Europea a una prohibición cautelar de dos años en estos pesticidas “matadores de abejas”. Dieron el ejemplo Suiza, Francia, Italia, Rusia, Eslovenia y Ucrania, que habían prohibido previamente la utilización en el continente de varias substancias geneticamente modificadas.

Dos de los neonicotinoides más temidos y prohibidos son Actara y Cruiser hechos de semillas biotecnológicas por el gigante suizo de plaguicidas Syngenta AG, que emplea a más de 26.000 personas en más de 90 países y ocupa el tercer lugar en ventas mundiales totales en el mercado comercial de semillas agrícolas.

Este informe dice que es importante tener en cuenta, que Syngenta, junto con otros bio-tech importantes como Monsanto por supuesto, Bayer, Dow y DuPont,   controlan ahora casi el 100% del mercado mundial de pesticidas y el  de otros productos genéticamente modificados,   sean plantas o semillas transgénicas.

El informe continúa destacando que en 2013, Syngenta fue acusado penalmente en Alemania por ocultar el hecho de que un tipo de maíz modificado genéticamente estaba matando el ganado en el país, y además quedo demostrado que había contaminado el suministro de agua potable de unos 52 millones de norteamericanos en más de 2.000 distritos, con su herbicida Atraquina. El resultado fue una demanda de  105 millones de dólares contra Syngenta.

Es verdaderamente asombrosa y terrible esta situación que la MNRE  denuncia y el informe fue publicado  meses pasados en la web de la American Bird Conservancy (ABC), una de las organizaciones de conservación de aves más importantes del país, en la que se advertia además que los pájaros del planeta están en alerta roja.

“Como parte de un estudio sobre los impactos de las clases más ampliamente utilizada en el mundo de los insecticidas químicos derivados de la nicotina,   los neonicotinoides Actara y Cruiser, la citada web  ha pedido la prohibición de su uso como semillas y la suspensión de todas los pedidos pendientes de los productos que pueden afectar no sólo a  las aves, invertebrados terrestres y acuáticos, y otros animales salvajes.

“Está claro que estos productos químicos tienen además el poder de afectar cadenas alimentarias enteras. Y aquí entran todos los seres vivientes incluidos los humanos.La persistencia en el ambiente de los neonicotinoides, su propensión a la filtración en las aguas subterráneas, y su tendencia acumulativa son en gran medida irreversibles a la acción en los invertebrados. Tal fenómeno plantea problemas, dijo Cynthia Palmer, co-autora del informe y Directora del Programa de Pesticidas de ABC, quien encomendó al toxicólogo de renombre mundial Dr. Pierre Mineau, una investigación del medio ambiente. El estudio de 100 páginas, titulado “El impacto de los insecticidas más utilizados en el país sobre las aves”, revisa más de 200 estudios publicados sobre los neonicotinoides, incluyendo memorias de la industria de investigación obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información de EE.UU. El informe evalúa el riesgo toxicológico para las aves y los sistemas acuáticos e incluye amplias comparaciones con plaguicidas más antiguos a los que los neonicotinoides han sustituido. La evaluación concluye que los neonicotinoides son letales para las aves y para los sistemas acuáticos de los que dependen.

“Un solo grano de maíz recubierto con un neonicotinoide cualquiera puede matar a un pájaro en segundos”, comentó Palmer. “La más antigua clase de neonicotinoides – llamada imidacloprid – tiene poder como para envenenar una bandada de pájaros de los más resistentes, como los patos y las palomas. Y tan sólo 1/10 décimas de una semilla de maíz neonicotinoide durante la temporada de desove basta para afectar a la reproducción“.

El nuevo informe concluye que los niveles de contaminación neonicotinoides en las aguas superficiales y subterráneas en Estados Unidos y de todo el mundo, van más allá del umbral suficiente para matar a muchos invertebrados acuáticos, acostumbrados a tragar alimentos tóxicos y poder eliminarlos.

La biotecnologia ha cambiado nuestro mundo, los transgénicos y la falta de alimentos naturales nos lleva a un caos irreversible

Rápidamente después de este informe condenatorio, el MRNE dice que un gran grupo de apicultores norteamericanos y ambientalistas demandaron al gobierno de EEUU por el uso continuado de estos neonicotinoides afirmando: “Estamos llevando a la EPA a los tribunales por no proteger a las abejas de los pesticidas. A pesar de nuestros mejores esfuerzos para motivar a la agencia sobre los problemas planteados por los neonicotinoides, la EPA sigue haciendo caso omiso de las señales de advertencias claras de un sistema agrícola con problemas letales“.

Y lo malo es que el sistema agrícola mundial se ha modificado debido al uso de estas plantas tratadas genéticamente, plaguicidas y semillas, y según este informe, la prohibición de los neonicotinoides de todas las semillas y las plantas no registradas en la Unión Europea es decisiva.

“Europa o la Comisión Europea hace años que consideró teóricamente ilegal el cultivar, reproducir o comercializar las semillas de hortalizas que no habian sido” probadas, aprobadas y aceptadas “por un nuevo organismo llamado Agencia de la UE para el cultivo de vegetales”.

El primer informe MRNE señala que a pesar de que esta acción de la UCE puede aparecer draconiana, es sin embargo necesaria para purgar el continente de la contaminación continuada de estas genéticamente “semillas monstruosas”.

Lo más desconcertante de todo esto es, según dice la MRNE, y que desató la ira de Putin contra EE.UU., son los esfuerzos de Obama para proteger a los productores de los pesticidas -como Monsanto- por el daño catastrófico que están haciendo al medio ambiente. No surtieron los efectos deseados según dice el servicio de noticias The Guardian en un artículo reciente titulado “EE.UU. rechaza la acusación de que los insecticidas de las multinacionales norteamericanas sean la principal causa del colapso de colonias de abejas”, y que, en un anexo, dice:

“Si bien la Unión Europea votó por la suspensión de dos años de los neonicotinoides, asociados como única causa del colapso de las abejas, el gobierno de EE.UU., por el contrario, encuentra otra muchas causas en ese desastre“.

La razón “verdadera” para la protección de Estados Unidos a estos gigantes biotecnológicos que están destruyendo nuestro mundo, según el MRNE, puede verse en el informe titulado “¿Cómo Barack Obama se hizo participe de la protección de Monsanto en Washington?”, y que añade:

“Después de su victoria en las elecciones de 2008, Obama llenó puestos clave con la gente de Monsanto, en las agencias federales que ejercen una fuerza tremenda en temas de alimentación, el USDA y la FDA federales: en el USDA, el director del Instituto Nacional de la Agricultura y la Alimentación, Roger Beachy, fue director del Centro Danforth Monsanto. Como comisionado adjunto de la FDA, el nuevo zar de la inocuidad de los alimentos-nombró al infame Michael Taylor, el ex vicepresidente de política pública de Monsanto. Taylor había sido el principal instrumento para conseguir la aprobación de la ingeniería genética, en la hormona del crecimiento bovino de Monsanto.

Lo que es peor, después de que Rusia suspendió la importación y el uso de un maíz modificado genéticamente de Monsanto tras un estudio que sugiere un vínculo con el cáncer de mama y otros daños orgánicos, años pasados, el Servicio de Noticias  “Hoy Rusia” informó sobre la respuesta del regímen de Obama: La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó en silencio una adición de último minuto a la Ley de Asignaciones Agrícola de 2013 – incluyendo una disposición que protege a las semillas genéticamente modificadas de cualquier litigio por riesgos sanitarios.

La ley que se conoce oficialmente como la provisión para el “Seguro Farmer“, ha sido ridiculizado por los opositores de lo biotecnológico como la “Ley de Protección de Monsanto”, ya que despojaría a los tribunales federales de la autoridad para detener de inmediato la siembra y venta de organismos genéticamente modificados (OGM ) los cultivos de semillas, independientemente de cualquier problema de salud de los consumidores.

La disposición, también denunciado como una ayuda a la biotecnología, debería haber pasado a través de los Comités de Agricultura o judicial para su revisión. En cambio, no se celebraron audiencias, y la pieza fue evidentemente desconocida para la mayoría de los demócratas (que tienen la mayoría en el Senado) antes de su aprobación como parte del HR 993, la ley de financiamiento de corto plazo que se aprobó para evitar un cierre del gobierno federal.

En fecha relativamente reciente, Obama firmó en silencio esta “Ley de Protección de Monsanto” garantizandole así que el pueblo norteamericano no tenga ningún recurso ante este gigante de la biotecnología. No importa que se enfermen decenas de millones de personas, y muchos millones seguramente acabarán muriendo por lo que en este informe del MRNE llaman el mayor apocalipsis agrícola en la historia humana como el 90% de la población de abejas silvestres en los EE.UU. hayan desaparecido, y hasta el 80% de las abejas domésticas hayan muerto también.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1599 noticias)
Visitas:
5356
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.