Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que James Perez escriba una noticia?

Escapan de un tigre subidos a unas cañas de Bambú

14/05/2019 03:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una pareja de ciudadanos tailandeses logra escapar del terrible felino encaramándose a unas elásticas pero firmes cañas de bambú. Todo ocurrió en el parque natural de Thung Yai Naresuan cuando el afortunado matrimonio volvía a su hogar

Según reporta Bangkok Post y se puede ver en la cuenta de Facebook de la protagonista de la historia, una pareja  tailandesa, marido y mujer, tuvieron un inesperado y aterrador encuentro con un tigre a la vuelta del trabajo.

La pareja que reside en la aldea de Ban Jakae regresaba desde la escuela donde la protagonista de la historia imparte sus clases. Esta vez decidieron atravesar el parque natural que se interpone entre su hogar y puesto de trabajo subidos en su ciclomotor, como suele ser habitual, pero por una senda frecuentada por tigres y  habilitada para el desplazamiento de los guardas del santuario de vida salvaje de Thung Yai Naresuan.

La mujer de etnia karen, pueblo que vive mayoritariamente en Birmania y en Tailandia (junto a su frontera sur con el mencionado país) no dudó en encaramarse a unas, en apariencia frágiles, cañas de bambú. Justo al percatarse de que eran seguidos por un enorme tigre. Su marido la secundó con premura quedando a unos metros bajo ella.

Durante más de media hora permanecieron subidos a la elástica planta temiendo que pudiera romperse de un momento a otro y grabando toda la escena con el teléfono móvil. Clip que luego compartirían en redes sociales.

Durante más de media hora permanecieron en subidos a la elástica planta temiendo que pudiera romperse de un momento a otro y grabando toda la escena con el teléfono móvil

Tras comprobar que el felino no se marchaba y  que su actitud no era agresiva el valiente esposo decide, ya cansado, bajarse de su atalaya y subido a su ciclomotor comerse un aperitivo de arroz glutinoso.

Me alegro de que el tan perseguido tigre siga campando a sus anchas por algunos lugares del sudeste asiático. La caza furtiva y las supersticiones reinantes aún en las sociedades asiáticas, que otorgan propiedades curativas a partes de su anatomía, lo han llevado casi hasta la extinción.

En uno de mis viajes por Vietnam, un ciudadano local me aseguró que había comido tigre con su familia. Y que fue una cena realmente cara. Lo que me dejó claro que está costumbre está lejos de erradicarse al menos que desaparezca este precioso animal o la conciencia conservacionista empiece a impregnar a los ciudadanos de esta parte del mundo.

Por fortuna para los protagonistas de esta anécdota,  todo quedó en un susto gracias a sus habilidades para la escalada y a que el felino probablemente tuviera su hambre saciada.

J.Perez

Más información sobre el sudeste asiático aquí


Sobre esta noticia

Autor:
James Perez (6 noticias)
Visitas:
4880
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.