Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Así se fraguó la conspiración contra Pedro Sánchez

02/10/2016 20:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde el mismo momento en que asume la Secretaría General del PSOE, los barones del partido han comenzado a conspirar y reclutar huestes para su banda de sicarios, convenientemente protegidos y arropados por los medios

En Febrero escribí un artículo titulado Pedro Sánchez el porfiado, un análisis que procedía de la lectura de algunas informaciones que en ese momento circulaban por los medios, dejo el siguiente enlace para comprobar que no eran producto de mis elucubraciones analíticas, la información era de 31 de Enero. (ver enlace)

En el artículo en cuestión se dicen cosas tan graves, como que Felipe González y Rodríguez Zapatero están pasando información a Mariano Rajoy, sobre las negociaciones de Sánchez con otras fuerzas políticas, ya que eran partidarios de facilitar el gobierno al Partido Popular por ser la fuerza más votada.

En el artículo se dice que llaman a José Blanco, Ramón Jáuregui, Pérez Rubalcaba y Elena Valenciano,  para deshacerse de Sánchez, en consonancia con el titular del artículo: Cocer a Sánchez en su salsa.

Pero los plazos electorales complican las cosas y Sánchez ha de ser el candidato.

A partir de ese momento se inicia la elaboración de un plan inspirado por los barones del PSOE, para echar del partido a Pedro Sánchez y facilitar la llegada al gobierno del Partido Popular, ya que prefieren dejar pasar los años hasta que se desgasten los partidos emergentes, mientras se fortalecen el PSOE en la oposición y el Partido Popular en el gobierno, todo con tal de impedir el crecimiento de los emergentes y ahogar a los nacionalistas, cortando toda posibilidad de una reforma de la Constitución y la Ley Electoral.

Cuando se argumenta que una de las razones para derribar a Sánchez son sus malos resultados electorales, mienten y mienten doblemente, porque con su llegada se detiene la caída en picado que cosechó Pérez Rubalcaba y en las segundas elecciones de este año supera el porcentaje de votos de las anteriores.

Se celebran nuevas elecciones en Junio y Sánchez no facilita la investidura de Mariano Rajoy, proceso que se interrumpe por las elecciones Vascas y Gallegas.

Así llegamos a Septiembre y antes de que se celebren las elecciones ya está preparada la barbacoa para cocer en su salsa a Pedro Sánchez, tal como habían acordado Felipe González y Rodríguez Zapatero con Mariano Rajoy, en Enero. No había tiempo que esperar.

El día 16 de Septiembre, el Diario La Razón filtra la información con pelos y señales, y horas más tarde el digital el Economista.es de la cadena PRISA, editorial de El País, se hace eco de ella. (ver enlace)

Los dos líderes elegidos en primarias fueron víctimas del complot de los barones, primero Josep Borrell y ahora Pedro Sánchez

La filtración de los golpistas perseguía intimidar a Pedro Sánchez y que se planteará su dimisión, pero lejos de eso propone adelantar el Congreso y convocar primarias, en una jugada que desconcierta a los golpistas días antes de las elecciones Vacogallegas..

Pero el plan ya estaba preparado, se trata de "una operación perfectamente sincronizada", en la que se habla de 193 conspiradores en el Comité Federal, y  se mencionan en aquel  entonces, a Tomás Gómez, Emilio García Page, Carme Chacón, Eva Matarín, Antonio Pradas, Micaela Navarro, Ximo Puig y María Galiano.

Sólo había que esperar al día 26 para poner en marcha la operación, que contaría con el apoyo mediático necesario de los dos grupos controlados por los conspiradores, por un lado La Razón y La sexta y por otro lado el diario El País, que con su demoledor Editorial anunciaba fuego a discreción.

Había que presentar a Pedro Sánchez como un irresponsable, un traidor y un mentiroso y de eso se encargaba ni más ni menos que Felipe González y El País.

A partir de ahí barra libre y caería solo, ante las amenazas de dimisión y el escándalo público.

Pero las cosas se les complicaron, Pedro Sánchez plantó cara y se defendió hasta el último minuto, cuando descubrió que estaba rodeado y desarmado (ideológicamente), era demasiado tarde.

Los medios ya habían llegado hasta el extremo de decir que los militantes que estaban a las puertas de Ferraz eran las huestes de Podemos y que Sánchez era el único responsable de haber dinamitado el PSOE, cual kamikaze yihadista.

Cuando en realidad todo estaba estudiado, programado, pactado y contaba con la bendición del gobierno, el Partido Popular y los barones del partido, el plan no podía fallar.

Quedan muchas preguntas en el aire, que algún día tendrán respuesta.

Los datos están ahí, ahora que venga Dios y los desmienta.

 

@ordosgonzalo

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1255 noticias)
Visitas:
5534
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.