Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vanessa Lara Silva escriba una noticia?

Las últimas horas de Lady Di en París

26/08/2017 02:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El puente del Alma, donde la princesa sufrió el accidente mortal, lleva dos décadas siendo un lugar de peregrinación

Diana de Gales junto a Dodi Al Fayed, a su salida del hotel Ritz, en París.

 

Cada día, cientos de personas se detienen ante la “llama de la libertad” en París. La réplica exacta de la antorcha de la Estatua de la Libertad en Nueva York, situada sobre el puente del Alma donde la madrugada del 31 de agosto de 1997 perdió la vida Lady Di, se ha convertido en un memorial a la “princesa del pueblo” que, con su muerte temprana, inmortalizó su estatus como icono mundial.

En vísperas del 20 aniversario del fallecimiento de Diana de Gales, sobre este reconvertido símbolo romántico, que mira desde la orilla derecha del Sena a la torre Eiffel y que está rodeado de miles de candados que parejas de enamorados insisten en dejar en París como símbolo de un amor inquebrantable, se han multiplicado también los ramos de flores, las fotos de la princesa y los mensajes en recuerdo de alguien “inolvidable” y ligado ya, para siempre, a la ciudad del amor.

Y eso que su paso por París iba a ser solo una fugaz visita antes de reunirse con sus hijos, tras un verano reinando desde las portadas de las revistas del corazón. Pero esa escala acabaría siendo el último viaje de Lady Di, que halló la muerte huyendo, como había hecho una y otra vez los últimos años de su vida, de los paparazi.

El acoso de los fotógrafos,  “esa jauría de perros que la siguió, la persiguió,  la acosó, la llamó, la escupió y trató de obtener una reacción airada para conseguir un fotografía”, como los describió su hijo Guillermo, habían sido también la causa de que Lady Di aterrizara en París en vez de finalizar sus vacaciones en Cerdeña con su pareja, el millonario Dodi al Fayed. Fueron también esos fotógrafos, que siguieron disparando sus cámaras incluso después del fatal accidente de la princesa, lo último, probablemente, que vio Diana antes de perder la conciencia y morir en el hospital parisino de Pitié-Salpêtrière. Todos los esfuerzos fueron inútiles para detener la hemorragia interna que había sufrido cuando el cochecon el que trataba de huir de la “jauría” de paparazis se estrelló, alrededor de las 0.20 de la noche, contra el pilar número 13 del túnel del Puente del Alma.

El puente del Alma, donde la princesa sufrió el accidente mortal, lleva dos décadas siendo un lugar de peregrinación

El coche accidentado en donde viajaba Lady Di y Dodi Al Fayed, el día de su muerte en París.El coche accidentado en donde viajaba Lady Di y Dodi Al Fayed, el día de su muerte en París. AFP

Solo unas horas antes, a las 15.20, Lady Di había llegado a París en un avión privado de los Al Fayed, dueños de los lujosos almacenes londinenses Harrods.

Antes de instalarse en el hotel Ritz, otra propiedad de los Al Fayed, Dodi llevó a su novia y, según algunos medios, ya prometida, a visitar la antigua mansión de los duques de Windsor en el Bois de Boulogne, en manos también de la millonaria familia de origen egipcio. Los paparazi ya los esperaban en el Ritz, por lo que la pareja tuvo que entrar al hotel por una puerta trasera. No sería la última vez en esa fatal jornada que su intento de evitar a los fotógrafos se vería frustrado. La presión de los paparazi hizo también que renunciaran a cenar en el bistrot Chez Benoit y lo hicieran en el hotel, adonde regresaron tras una breve visita al apartamento de Dodi al Fayed, cerca del Arco del Triunfo. Ese era el lugar donde querían pasar la noche, pero para ello debían burlar una vez más a los paparazis. En ese momento se tramó la maniobra de despiste que acabaría teniendo el trágico final.

Mientras dos vehículos simulaban partir con la pareja desde el hotel, Diana y Dodi salían una vez más por la puerta trasera y se metieron en un tercer coche. Al volante iba Henri Paul, empleado del Ritz. No consiguieron engañar a los paparazis, que rápidamente emprendieron la persecución del vehículo que, en sus intentos por perderlos de vista, acabó estrellándose en el túnel. Para cuando llegaron los servicios de emergencias, unos minutos después que los fotógrafos, que seguían lanzando sus flashes, tanto Dodi al Fayed como Henri Paul, que luego se sabría tenía un elevado nivel de alcohol en la sangre, estaban muertos. Lady Di agonizaba atrapada en el vehículo, del que tardaron una hora en sacarla para llevarla al hospital. Solo el guardaespaldas de Diana,  Trevor Rees-Jones sobreviviría.

El policía Daniel Bourdon estaba de guardia cuando lo llamaron a custodiar el hospital Salpêtrière tras la llegada de Diana. “Nunca pensé que fuera a morir. Fue cuando vi la cara de derrota de los médicos que comprendí que estaba perdida”, relató Bourdon, encargado de vigilar la habitación donde estaba la princesa. Lady Di fue declarada muerta a las 4.05 de la madrugada. El ministro francés del Interior, Jean-Pierre Chevènement, fue el encargado de transmitir la noticia. La leyenda había nacido.

Las últimas horas de Lady Di en París

 

Barcelona, 26 de agosto de 2017

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Vanessa Lara Silva (1356 noticias)
Visitas:
1785
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.