Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

'Menú del día' para Pedro Sánchez (y su nuevo Gobierno)

0
- +
13/06/2018 11:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas (info@ctxt.es).

Rajoy acabó su presidencia entre los manteles de un buen restaurante y eso dice mucho de su "buen diente" y de su gusto por hacer "caldos gordos", pero su olvidado paso por la casa de Bertín Osborne nos descubrió a un Mariano inepto para las cosas de la cocina y eso dice bien poco de cualquier persona. Se acabó el festín y el nuevo cocinero de Moncloa, sin duda amigo de Babette, parece que nos guisará un buen festín. Desde Gastrología le damos 100 días de margen a este nuevo y apetitoso gobierno, no es plan darle un mordisco cuando aún no han dicho "esta boca es mía", pero desde nuestra cocinita le mandamos el recado, la comanda con nuestros platos preferidos, los más apetitosos y atrevidos. Por si tiene a bien prepararlos le adjuntamos la lista de la compra, que además puede ser rápida, barata y muy rentable:

Integrar la cultura gastronómica como asignatura trasversal en la educación obligatoria (aunque fue una idea del PP que se quedó en nada) es fundamental para que no se extinga la admirada dieta mediterránea y no siga creciendo de forma monstruosa la obesidad infantil. Introducir la gastronomía dentro de los ministerios, tanto de Educación como de Cultura, es fundamental.

Incentivar el consumo de alimentos ecológicos comenzando por los colegios públicos como ya hace la Comunidad de Andalucía, que obliga a los adjudicatarios de los comedores escolares públicos (y también hospitalarios) a que al menos en una comida semanal (o más) se utilicen ingredientes de agricultura ecológica.

Promocionar y apoyar la ganadería extensiva (ecológica y no ecológica) para que pueda ser diferenciada por el consumidor en el mercado y valore la calidad de esa carne, leche o quesos, así como el interés que tiene esta actividad ganadera para fijar población en el ámbito rural, realizar labores de prevención de incendios y mantener una actitud personal y laboral hacia el campo respetuosa y sostenible.

Defender los alimentos poco procesados y de "kilómetro cero" que suponen un ahorro en el uso de envases de plástico y una reducción significativa del las emisiones de gases de efecto invernadero al no necesitar largos transportes.

Apoyar la venta directa entre los agricultores y ganaderos (como ya ocurre en Francia) y el consumidor final, que propicie el reconocimiento mutuo, una venta cualificada por quienes mejor conocen los alimentos que producen y un ahorro significativo al evitar intermediarios que no aportan valor.

Establecer un etiquetado obligatorio sobre la trazabilidad de precio de los alimentos para que el consumidor pueda conocer qué parte del precio final se lleva cada eslabón de la cadena de valor: agricultor, envasadoras, transporte, distribuidor, punto de venta, etc. Sólo así el consumidor podrá conocer y decidir si el precio que paga por ese producto es justo para su bolsillo y para el bolsillo del agricultor o ganadero.

Facilitar y apoyar, en las comunidades autónomas en las que aún no se ha legalizado, la venta de los llamados "quesos de pastor", quesos artesanos fabricados por los propios pastores de ganadería extensiva (en condiciones higiénicas y de seguridad alimentaria garantizada). Son productos de gran calidad y originalidad que harán sostenible así un tipo de ganadería que está en peligro de extinción y que es imprescindible para la salud de nuestro campo.

Defender con eficacia nuestros "productos tótem" como patrimonio cultural y económico estratégico: quesos artesanos, aceites de oliva, jamón ibérico y un largo etcétera. Las denominaciones de origen no están siendo protección suficiente en un mercado global neoliberal en el que ya estamos viendo copias de todos estos productos elaborados en otros países.

Defender el consumo de agua marca "del grifo", agua potable de calidad, barata, que no necesita envases de plástico. Y desde el gobierno facilitar la remunicipalización de servicios de abastecimiento que fueron privatizados (propiciando con estas privatizaciones realizadas por los gobiernos del PP muchas de las corruptelas ya conocidas que incrementaron el precio del agua y redujeron la calidad del suministro).

Defender en la actual negociación de la PAC (Política Agracia Comunitaria) a la agricultura y la ganadería que es sostenible y que está manteniendo nuestros bosques y dehesas evitando el despoblamiento, los incendios y la desertización. No defender la agricultura y la ganadería, sobre todo intensiva, que es "adicta al agua", "pantanófila" y que está propiciando el agotamiento y la contaminación de nuestros acuíferos y ríos. Una nueva cultura del agua es ya imprescindible.

Crear un "banco de la memoria culinaria" de los pueblos de España. La diversidad de la cultura gastronómica es aún inmensa y la atesoran sobre todo nuestras madres y abuelas, (lo siento chicos, seáis cocineros famosos de altos vuelos o cocinillas hipster, vosotros poco sabéis, en comparación), pero todo ese conocimiento y todas estas prácticas preciosas se perderán muy pronto si no hay una puesta en valor, un reconocimiento social y aprendizaje por parte de las nuevas generaciones de toda esa cultura que se guardan aún las mujeres en cada región, comarca, pueblo, barrio y casa.

Lanzar un plan obligatorio de racionalización de los horarios laborales para que las personas tengan tiempo para hacer la compra, cocinar y, sobre todo, comer con tranquilidad y en familia como de hecho recomienda la nueva pirámide de la alimentación. Conciliar también es esto.

Desde Gastrología (léase cualquier otra pieza de cualquier otra semana) siempre hemos explicado por qué comer es una actividad política fundamental. Comer es una de las actividades más ideológicas y comprometidas que hacemos cada día. El menú demandado ha sido breve. Se nos ocurren muchas más recetas saludables, pero con estas pocas ya estamos servidos hasta la hora de la cena. Suerte, salud y que aproveche.

-------------------------------------

Notas:

? En el cuso legislativo 2012-2013 Juan de Dios Ruano, portavoz de Cultura del Grupo Popular en el Congreso defendió y fue aprobada una proposición no de ley para incorporar la gastronomía como contenido curricular transversal en la educación obligatoria. Pero ahí quedó todo.

? El estudio ALADINO 2015 recoge los datos de sobrepeso y obesidad de escolares de 6 a 9 años. La prevalencia de sobrepeso hallada fue del 23, 2 % (22, 4 % en niños y 23, 9 % en niñas), y la prevalencia de obesidad fue del 18, 1 % (20, 4 % en niños y 15, 8 % en niñas), utilizando los estándares de crecimiento de la OMS.

? Ya en 2004 la Comisio?n Europea publico? el informe: "¡Compras ecolo?gicas! Manual sobre la contratacio?n pu?blica ecolo?gica". http://www.compraenverde.org/home/que-es-la-compra-publica-verde.

? El Proyecto Mosaico (www.mosaicoextremadura.es) constituye redes de agricultores y ganaderos de extensivo para mantener limpios de maleza los cortafuegos de los montes y bosques de Extremadura.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (1729 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
11
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.