Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

No hay nadie ahí fuera que pueda cambiarte la vida

21/05/2019 13:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Juan Núñez

No resulta nada fácil cambiar una vida cuando hablamos de una vida que se resiste a ser cambiada.

Una vida sostenida por creencias que te anclan a la comodidad de aquello que tan bien conoces.

Repleta de excusas que te permiten no enfrentarte a la incertidumbre que siempre acompaña al cambio.

Una vida dónde has dejado de valorar todo lo que estás acostumbrado a tener.

Y sin embargo no tienes todo lo que te has acostumbrado a valorar.

Una vida que eliges no cambiar porque no estás dispuesto a pagar el precio que supone hacerlo.

En la que sigues prefiriendo soportar el sufrimiento que enfrentar el desafío.

En la que te disfrazas de lo que no eres para poder asegurar tu supervivencia.

En la que sacrificas y reprimes tus impulsos para evitar ser sometido al juicio ajeno.

En la que te conocen por lo que haces sin tener ni idea de lo que eres.

En la que levantas muros y portas escudos con el fin de protegerte de ti mismo.

En la que respiras hipocresía, bebes ignorancia, rezumas frustración y lloras impotencia.

En la que envidias malsanamente a todo aquel que se atreve con lo que tú fracasas.

Una vida dolorosamente condicionada y asquerosamente dependiente.

Una que piensas ya no quieres vivir y sin embargo no te permites abandonar.

Una vida que sabiendo o sin saberlo tú te has construido.

No hay nadie ahí fuera que pueda cambiarte la vida

Porque tu vida la vives tú, aunque ni te la hayas tenido que ganar ni sea algo que puedes perder.

Porque se sostiene sobre las interpretaciones que haces de tus circunstancias.

Y se define con las decisiones que tomas en consecuencia.

Porque discurre tal y como tú la vas creando a cada momento.

Aunque todavía no hayas aceptado tu grado de responsabilidad sobre el proceso.

Porque cambiar tu vida tiene un precio, igual que lo tiene no hacerlo.

Y decidir es tomar una decisión, pero también lo es no tomarla.

Porque el miedo que sientes es un mecanismo que intenta protegerte de aquello que desconoces.

Y aquello que desconoces te vuelve precavido y temeroso, sea o no bueno para ti.

Porque la incertidumbre te angustia y la inseguridad te empequeñece.

Y todavía no te has atrevido a descubrir todo aquello de lo que eres capaz.

Porque te haces de menos cuando constantemente buscas la aprobación externa.

Lo cual implica, por cierto, que no te concedes la tuya propia.

Porque no te crees suficiente cuando no dejas de perseguir el halago fácil.

Y no te aceptas al rechazar la imagen que te regala el espejo.

Porque te cuelgas la etiqueta de 'diferente' pensando que algo no anda bien contigo.

Y no confías en que puedes hacer aquello que sabes que necesitas hacer.

No, no hay nadie ahí fuera que pueda cambiarte la vida.

Porque es muy probable que vivas buscando a otros...

Cuando es a ti a quién necesitas encontrar.

Fuente: https://aprendizajeyvida.com/2017/09/21/cambiarte-la-vida/

imageTwitterimageLinkedinimageFacebookimageTumblrimageemail

Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (13512 noticias)
Fuente:
grandespymes.com.ar
Visitas:
175
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.