Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gustavo Lanza escriba una noticia?

Necesitamos un mártir

26/09/2010 15:32 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Actualmente solo Manuel Zelaya cumple con los requisitos para tal misión

La sociedad hondureña es analfabeta. Y este problema no viene del hecho de que buena parte de la población no sabe leer, sino que la mayoría ni siquiera se imagina el poder de la lectura. Leer no es vocalizar las letras dibujadas en cualquier soporte, sino como dijo François Texier, es una actividad no neutra, "que pone en juego al lector y una serie de relaciones complejas con el texto". No somos como él agrega, devoradores de letras ni leñadores que desbrozamos el paisaje literario.

En general, la lectura nos vuelve cultos, nos muestra el pensamiento de seres contemporáneos y pasados, acontecimientos de culturas lejanas y de nuestro propio entorno, nos enseña los errores del pasado y nos ayuda a descubrir nuevos senderos que podrían desarrollar nuestro potencial de una manera eficaz.

Pero cuando nuestros educadores son analfabetas, ¿cómo podemos progresar? ¿Cómo un maestro que nunca ha leído un libro le puede enseñar a su alumno, las delicias de perderse lentamente entre las páginas de los libros universales? ¿Cómo un profesor iletrado puede mostrar a sus discípulos que la historia se repite y que los errores de aquellos hombres del pasado, no deben ser imitados? Es difícil y solo lo podríamos arreglar, si educáramos a nuestros educandos.

La historia está plagada de guerras innecesarias, de movimientos políticos sin sentido y de estrategias gubernamentales fallidas. Querer repetir los fracasos de otros pueblos, solo se explica en base al desconocimiento de aquellos hechos. El analfabetismo que nos corroe, ni siquiera nos ayuda a corregir los errores de los años precedentes. Nuestros políticos actuales no aprenden, parece que no tienen memoria o los ha atacado colectivamente una versión caricaturesca del Alzheimer. Por eso necesitamos un mártir.

La sociedad hondureña es analfabeta. Y este problema no viene del hecho de que buena parte de la población no sabe leer, sino que la mayoría ni siquiera se imagina el poder de la lectura

Ese mártir solo puede ser Mel Zelaya. Y puede lograrlo al entrar de nuevo al país. Ser asesinado en suelo patrio, colmaría las expectativas de Hugo Chávez, de la Resistencia y también de la derecha hondureña que lo sigue viendo como un agitador de masas que podría trastornar la ya ultrajada paz que vivimos.

Mel Zelaya no es una lumbrera en los campos del saber humano, pero es muy sagaz en lo que se refiere a intrigas, y no olvidemos que puede competir contra el más versátil actor de Hollywood. Por todo esto, su sangre esparcida en algún pedazo del suelo hondureño, causaría un desbarajuste tal, que sería aprovechado por todos los politiqueros, tanto ultraizquierdistas como por los más recalcitrantes de derecha.

Así, con el pasar de los siglos y con la memoria escasa que tenemos, Mel Zelaya sería considerado casi como Lempira quien defendió su suelo hasta morir, sería un patriota - ya muerto - sin tacha y un nuevo héroe nacional, que cómo Morazán diría: "entro al país, para que me apunten al pecho".

Pero no solo tendría la memoria histórica de haber muerto por su pueblo, pues estamos seguros que ese baño diario que se daba con la sangre de Cristo, lo elevaría a la cúspide de la santidad, y no dudamos que tendría seguidores a granel una vez santificado por Roma, lo que causaría un renacer en la iglesia católica hondureña. Hasta su esposa saldría beneficiada de tal hecho, porque su sufrimiento conyugal la haría merecedora de estar al lado de la virgencita de Suyapa.

Así, Mel Zelaya sería considerado casi como Lempira quien defendió su suelo hasta morir, sería un patriota - ya muerto - sin tacha y un nuevo héroe nacional, que cómo Morazán diría: "entro al país, pa

Así que esperemos que pronto tengamos un mártir. La Patria - o algunos - lo necesitan.


Sobre esta noticia

Autor:
Gustavo Lanza (18 noticias)
Visitas:
2041
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Tony (27/09/2010)

No es para tanto........Zelaya tuvo un gobierno corrupto y se vendio a Chavez descaradamente, no demostro ninguna independencia. Zelaya demostro un gran ego mandandoose a hacer estatuas y quiso cambiar la constitucion para reelegirse indefinidamente como todos sus amigos del Alba. Zelaya no llega ni a Lempira devaluad y es detestado por lo menos por la mitad de la poblacion. Los heroes necesitan de mucho mas margen de popularidad. Pero si felicito al autor por su creatividad!

0
+ -
Responder

LENY (27/07/2016)

La connotacion del escrito ,no es precisamente la política...es la manera torpe que interpretamos el texto( en mi opinion ) y para ejemplo el comentario anterio--- amigo Lanza me gusta sus escritos !!