Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Renegade escriba una noticia?

La noche que Honduras perdió todos sus miedos ante México

19/03/2013 00:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La noche que Honduras perdió todos sus miedos ante México Written by Fred on 19 March 2013

image

Fue una de esas noches memorables. De esas noches en las que se alcanza la hombría y madurez.

Fue una noche en la que no solo el viento cabía en las gradas del estadio Morazán. Fue la noche de las filas interminables de aficionados sobre el bulevar Morazán. La noche de las baleadas y las montucas.

La noche de un Chocolate (Flores) intratable… fue la noche en la que el entrenador Ramón Maradiaga ordenó a su tropa a que perdieran todos sus miedos. Esa noche debía ser de la Selección de Honduras y nada más.

Yo había ahorrado casi tres meses para comprar la entrada. Era un párvulo que se dejaba seducir por el fútbol y hasta por un patriotismo inusitado.

Nadie me lo contó, yo estuve allí. Recuerdo claramente el uniforme marca Score con la H bien firme en corazón. Recuerdo los detalles mayas en el centro de la camisa con cuello largo… una envidia.

Los momentos claves

Arnold Cruz mandó el primer aviso. Tiro libre desde 40 metros. Casi del medio del campo… aquella línea que soltó el Chele se escuchó en el estadio clarita y Campos la pudo detener con su pierna izquierda con enorme esfuerzo. El rebote le quedó a Alex Pineda, que de tijereta la pasó encima del poste. Incluya un enorme: “Uhhhh” al relato.

“Recuerdo que Santamaría iba a cobrar; pero yo le dije quitate, yo lo cobro. Solté aquella línea. Los mexicanos me dijeron: ‘Si lo anotás no volvés a México’, yo les dije que iba a volver y con dos Banderas nacionales”, contó Cruz, quien en ese entonces jugaba para el Toluca de aquel país.

Y en ese asedio y ansiedad, mixtura de los nervios y las ansias de ganar, Nicogol tuvo una en un pase magistral de Guevara, pero la ansiedad que todos sentimos en las gradas; se transmitió a sus piernas y salió un tiritito…

Y así en ese vaivén de emociones, los mexicanos soportaron hasta que cayó el gol catracho. Un gol hermoso.

Pavón los mató

Ramón Maradiaga mandó al campo a Pavón. Cipote de 22 años que había fichado recién del Valladolid de España para los Correcaminos de la Universidad de Tamaulipas.

La Sombra ingresó al campo por Alex Pineda y se quedó jugando en el medio del campo. Buscaba llegar desde atrás en la idea de Primitivo, que al final de cuentas funcionó.

El Flaco Pineda entregó para Amado Guevara, quien se comió la banda, aguantó las marcas, se las sacó y se metió al área… el Lobo hizo un recorte y entregó para un Pavón histórico que de un derechazo mandó al fondo. Aquella turba humana en la grada puso a prueba de resistencia del coloso sampedrano.

El gol de México llegó luego de otra de esas fatídicas desconcentraciones. “Traté de sacarla, yo llegué a cubrir esa pelota tras el claro. Mi intención era ponerla en sol este, pero me fui en blanco”, dijo Cruz.

Sin embargo, Maradiaga ejecutó el único cambio que podía hacer. Puso al Demonio Bennett. Entonces jugador del San Lorenzo de Almagro.

“Llegué, me meto al área, siento que me tocan y me tiro. El árbitro canta penal, pero no es penal”, acepta Bennett.

No lo debió tirar

El penalero oficial era Arnold Cruz. Pero Bennett le dijo: “Chele yo lo tiro”.

En el banquillo, el CT de la H hacía indicaciones para que Arnold tomase la pelota, pero el Demonio no la soltó. “Yo sabía que si miraba a la banca me iban a decir que no. Esta la clavo yo, me dije”.

Un silencio seco se sintió en el Morazán. Nadie debía desconcentrarlo. Hasta las moscas que se posaban sobre los restos de las baleadas se quedaron petrificadas en el momento.

“Yo lo parto, fue lo primero que me dije”, dijo Bennett en su relato. Lo tiró abajo a la derecha de Campos. Solo se escuchó el “puf” del balonazo. Fue la noche en la que se acabaron todos los miedos.

O como diría en su momento Carlos Alberto Pavón: “Fue la noche en la que nos ganamos el respeto de México”.

Más informacion en la versión HTML: http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Zona-Deportiva/La-noche-que-Honduras-perdio-todos-sus-miedos-ante-Mexico

Powered by WPeMatico

Previous Topic

Next Topic


Sobre esta noticia

Autor:
Renegade (2424 noticias)
Fuente:
hondurasfutbol.com
Visitas:
360
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.