Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nuevopolitico escriba una noticia?

El Pacto de Bogotá y La Inútil Permanencia en Este Como Nación. Por Nelson Castro Quintana

3
- +
29/09/2018 01:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este Pacto no tiene la importancia que se le asigna por que solo estan afiliados 14 países americanos de 35 para solucionar controversias en forma Pacífica. Pero sus fallos han perjudicado a Chile por su carácter "salomónico"

 

El Pacto de Bogotá o Tratado Americano de Soluciones Pacíficas de controversias sobre la base del Derecho Internacional, celebrado el 30 de abril de 1948 resuelto por los gobiernos en la IX Conferencia Internacional Americana, en cumplimiento del artículo XXIII  de la OEA, está compuesto por 60 artículos ( http://www.oas.org/es/sla/ddi/tratados_multilaterales_interamericanos_A-42_soluciones_pacificas_pacto_bogota.asp).

Fue suscrito en primera instancia por 35 naciones, Nótese; pero fue ratificado solo por 16 de ellas y luego se bajaron o denunciaron 2 naciones. Estas quejas y denuncias de no aceptación de resoluciones perjudiciales, fue para Colombia en noviembre de 2012 y El Salvador en noviembre de 1973.

Entre los que no están en el Pacto, figura el 60% de los Primeros 35 países de América que debieron suscribirse en 1948: Estados Unidos; Argentina, Guatemala, Venezuela, Cuba, Colombia, El Salvador, Canadá, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Grenada, Guyana, Jamaica, San Kitts y Nevis, Santa Lucía, Saint Vicente y Grenadines, Suriname, Trinidad y Tobago (21 países).

Y los que se mantienen y ratificaron con el tiempo, son 16 naciones, que incluyen originalmente los denunciados Colombia Y El Salvador; el 40% de los originarios y son Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay (14 paises).

Esta cantidad minoritaria de naciones vigentes en este Pacto de Bogotá, expone la nada de importancia que tiene para el grueso de los países americanos, el arbitraje jurídico que pueda otorgar CIJ de la Haya, a la cuál los gobiernos chilenos y muchos políticos indolentes con nuestro futuro, también le han entregado la importancia a sus arbitrajes, que no corresponde.

Chile lo ratificó  26 años después de su creación el 15 de abril de 1974, recién asumida la Dictadura Militar. Y los países que lo firmaron según artículo LVI, puede ser denunciado (renuncia) mediante aviso anticipado de un año. Transcurrido el cuál cesará en sus responsabilidades jurídicas para el denunciante, pero no tendrá efecto alguno sobre dichas responsabilidades pendientes por algún fallo, sentenciado antes de transmitido el aviso de denuncia respectivo.

Pero el artículo II  (https://www.24horas.cl/internacional/juicioenlahaya_old/los-paises-que-no-reconocen-la-jurisdiccion-de-la-haya-1071544#) de este pacto, resuelve que puede tener jurisdicción obligada, solo antes de llevarla al Consejo  de Seguridad de las Naciones Unidas. Esto significa, que si algún país no obedece un fallo de la Corte Internacional de la Haya (CIJ), la denuncia podría seguir el paso hacia El Consejo señalado.

Los dos países denunciantes mencionados tuvieron problemas de arbitraje por separado (Colombia y El Salvador) con este pacto, por encontrar sus fallos perjudicial a sus intereses soberanos, ya no están en el Pacto de Bogotá. Además son 13 países que han rechazado resoluciones de la CIJ de la Haya pero no por el Pacto de Bogotá, entre ellos U.S.A., Francia e Islandia que no tienen presión alguna por este proceder.

Este Pacto no ha servido para solucionar las Controversias, que se han presentado en Latinoamérica. Y se ha aplicado a la minoría de asuntos americanos surgidos desde su firma, según el 6.1 mencionado en el siguiente link (https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/6302537.pdf ) que trata la aplicación del Pacto de Bogotá.

Además según el mismo autor en su Conclusión de la página 61, nuevamente insiste en que dicho Pacto de Bogotá, no ha logrado ser un instrumentó efectivo para solucionar controversias en forma pacífica en América, porque los gobiernos “son celosos en su prestigio comprometido en los procedimientos jurisdiccionales o arbitrales”, recurriendo a la solución política, negociando sus diferencias FUERA DEL PACTO.

En el caso de Chile y sus compromisos con este pacto, en el único caso aplicado como adherente de este Pacto, ha sido perjudicial su fallo  para la Nación como ha ocurrido recientemente, al recurrir el Perú el 16 de enero del 2008 ( https://necq5.wordpress.com/2012/11/21/el-conflicto-maritimo-entre-chile-y-peru-por-nelson-castro-q/ ) al arbitraje de la Corte  Internacional de Justicia de  la Haya,  para la supuesta Controversia por el limite fronterizo del Mar entre ambos países.

El Pacto de Bogotá que obliga a sus adherentes a aceptar la mediación jurídica en derecho internacional a los países americanos en controversias pacíficas, tiene poca aceptación entre estos países

Así el 27 de enero de 2014 se perdió por Chile un triángulo Marítimo externo de cerca de 50.000 kms.  cuadrados de mar, inesperado y cruel para nuestros  pescadores de Arica (https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/01/140127_chile_peru_cij_fallo_haya_az ) que dejaron de percibir cerca del 70% normal de sus ingresos, afectando menos  pesca de anchoveta, palometa, tiburón y sobre todo Bacalao,  al recortarse su área de extracción entregado por este tribunal a Perú.

Tribunal que desgraciadamente tiene un modo de operar en sus Fallos, con un carácter “Salomónico” que busca ser proporcionalmente “JUSTO” en sus decisiones para ambos países beligerantes.  Aunque a uno de ellos no le corresponda ningún derecho legal en las discusiones, ni jurídico o por Tratados ya celebrados, para recibir este beneficio de la Corte Internacional de Justicia de la Haya.

Ahora en el caso del fallo próximo del 01 de Octubre de 2018, de la CIJ de la Haya por la “controversia” planteada por Bolivia contra Chile, dado que esta corte NO se declaró incompetente en el tema jurídico como debió hacerlo, porque el Tratado de 1904 entre ambos países tranzó el tema de discusión plenamente en todos los Límites territoriales.

No puede tampoco obligar a Chile a negociar nada que tenga que ver con cambiar los límites actuales con este país, porque el Pacto mencionado es inmodificable e Intangible como cualquier Tratado vigente en el Mundo, que la Corte dijo no será  visto en su fallo. Sino que  acercamientos que produzca un diálogo  o establecer conversaciones sin Ninguna Obligatoriedad  a Negociar Nada  a ambos países.

Situación de diálogo vigente por la Diplomacia Chilena  en toda la Historia entre ambos países, pero su Fallo no puede obligar a cambiar ni un metro cuadrado de los actuales límites. Situación, que sabe muy Bien la Diplomacia altiplánica, para que no engañe a la opinión pública boliviana como ha ocurrido.

 Solo se podrá dialogar lo que ya está vigente por el Tratado de 1904 ya firmado; estado actual que le significa un alto costo financiero anual a Chile, de más de $US de 100 millones de dólares anuales, como consecuencia de los beneficios para Bolivia, al usar los Puertos Chilenos de Antofagasta y Arica para sus exportaciones e importaciones comerciales (https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/09/150925_bolivia_chile_acceso_mar_puertos_irm ).

Creo que Chile, debe renunciar irremediablemente al Pacto de Bogotá, que obliga a cumplir solo los compromisos adquiridos previos al plazo de un año, pero pasado el plazo, no nos obliga a cumplir nada más. Ni menos asistir a la Corte Internacional de la Haya, que ha sido simplemente dañino en sus sentencias con el país, y no me cabe duda que entregará nuevamente, falsas expectativas  en un nuevo fallo,   a la engañada nación boliviana por su Gobierno actual.

Y creo es tiempo que de este pacto Chile se Denuncie, retirándose y se conserven vigentes históricamente los menos, solo trece (13) países de los 35 que inicialmente adhirieron de palabra al acuerdo: un número bajísimo vigente el 37% de países; que no entusiasmó en ningún momento a la mayoría que hoy esta retirada del Pacto.

Pacto que distintos estudios demuestran la inutilidad de esta asociación jurídica, porque simplemente los países no vigentes prefieren otros medios políticos, no un organismo que es externo a América Latina, para resolver sus llamadas controversias pacíficas. 

Con lo cual no tiene sentido para los países actualmente vigentes, continuar en el Pacto de Bogotá para buscar solucionar controversias americanas, estando el grueso de las naciones fuera de la Participación del Pacto.

Que no corresponde tratar de solucionar controversias, con tres de cada cuatro naciones americanas NO  vigentes en el Pacto y con solo el 37% de los participantes de la región, lo que nos indica la INUTILIDAD del Pacto de Bogotá  y su permanencia en este como Nación Libre.

 

Escrito Por Nelson Castro Quintana

Para Blog Nuevo político.

 

Santiago de Chile, 28 de septiembre de 2018.


Sobre esta noticia

Autor:
Nuevopolitico (104 noticias)
Visitas:
28
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.