×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
38
Posición en el Ranking
3
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.001.752
  • Publicadas
    376
  • Puntos
    66
Veces compartidas
2.007
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 4d

Podemos que utilizó el 15M como plataforma de lanzamiento, se arrogó su discurso de regeneración e indignación, pero evitó afrontar el desarrollo de sus reivindicaciones, lo que le causó la pérdida de la transversalidad ideológica

El movimiento de los indignados surgido en aquel mayo de ocho años atrás contó en  su momento más álgido    con la simpatía de un 80% de  la ciudadanía  que mas que percibir su finalidad como una alternativa de poder lo entendieron en todo momento como una  convocatoria  a la transformación política y social, de tal modo, que la mayoría  de las cuestiones que actualmente   protagonizan  el  debate público  tienen su origen en aquel movimiento contestatario  hasta el extremo que su influencia    auxiliada  por las nuevas tecnologías  de  comunicación e información, cambió el formato de movilización y las dinámicas de reacción.

Tal es así, que el “modelo15M” más que extinguirse,   emerge en  clave de actualidad como dinámica  de  reacción  cada vez que una movilización de rechazo  así lo exige, o una concentración  de reprobación lo requiere, y basta con referir   como ejemplos de contraste aspectos tales como   ( las movilizaciones feministas, las demandas  en sanidad, las reivindicaciones de los pensionistas, etc.)  muestras palpables de cambios  intrínsecos   en la forma de articular las relaciones y  de combatir  las tácticas de tomar la calle.

Pieza clave  y herramienta perfecta para  la consolidación de un  nuevo escenario  fueron la redes sociales que modificaron en los sustancial  el panorama informativo y  por su condición de espacios de comunicación abierta,   favorecieron sin restricciones la  relación con el resto de la sociedad,   contribuyendo por tanto  en que  el amplio colectivo  indignado contase con medios  de comunicación  y de  conexión propios, que además de reportar  una información confiable y de calidad  que resultaba esencial  para coordinar las medidas y acciones  a llevar a cabo, facilitó en todo momento  que  la  movilización social  se mantuviese en situación  de pleno apogeo .

Otro de los logros  del movimiento de los indignados, fue sin duda la metamorfosis producida   en el sistema de partidos, al forzar la caída del bipartidismo imperfecto emergido  tras la Transición  y facilitar  con ello la entrada en escena  de formaciones políticas de nuevo cuño, pues  no ofrece duda alguna que el 15M fue la señal inequívoca  de la crisis del modelo post  franquista  cuyos   efectos marcaron la socialización política de una generación entera, que harta  de soportar  un modelo que obstaculizaba   la regeneración política, silenciaba  la corrupción y plegaba  ante los  poderes económicos, decidieron pasar a la acción  y poner punto final a su vigencia.

Pero no todas fueron consecuciones, toda vez que  la mayor de las aspiraciones de los indignados e indignadas que el 15M tomaron las plazas de España  era  lograr que la función  política  franquease  los muros de las instituciones, para su reapropiación por parte de la ciudadanía, pero  transcurrido el tiempo  esa pretensión  lejos de satisfacerse  sigue siendo  el gran desafío pendiente,   y ello obedece no tanto a la ofensiva del  PP y el PSOE  sino  a la determinación  de convertir la indignación en cambio político y punto de partida del nacimiento de Podemos que tras su constitución, progresivamente   fue modificando sus   objetivos programáticos  para adaptar su mensaje al propósito de ganar voluntades.

Podemos que se erigió en heredero genuino del espíritu del «sí se puede», ha pasado de asaltar los cielos a ejercer de promotor de conveniencias,

El hecho  de haber conseguido en los dos primeros años y medio de actividad política la cuantiosa cifra  de cinco millones  de votos,     hizo que  la dirección  de la formación morada lejos de administrar apropiadamente tan  cuantioso  capital  electoral, modificase su  guión programático  para decantarse por actuar como lo que se creía que nunca haría Podemos, o lo que es lo mismo, que se convirtiese  en una organización que ya tiene en su seno   lo que censuraba  a los partidos de la casta  no quedándole nada  de la esencia  que  prometió mantener  como nueva fuerza política.

Un cambio en negativo que es a todas luces una renuncia expresa  a la forma de actuación definitoria de  su ADN, como resulta ser la participación de las bases, la democracia interna o  la celebración de primarias.

Podemos que se erigió en   heredero genuino del espíritu del «sí se puede», ha pasado de asaltar los cielos a ejercer  de promotor de conveniencias,     como pone de manifiesto la renuncia expresa a principios clave de su matriz  inspiradora  como la renta básica, el proceso constituyente, el cuestionamiento del régimen del 78, y donde para mayor disparidad   su funcionamiento interno   concentra buena parte de la capacidad de decisión en  un «hiperliderazgo» que impone   a su antojo las directrices del partido, aún cuando tan anómala  práctica  es incompatible con el desempeño  de una  cultura democrática.

Probado que las cosas discurren por derroteros diametralmente opuestos a los inicialmente previstos y que no se desencadena la  necesaria reconducción, no queda otra que forzar un cambio  de trayectoria y de renovación dirigente, o en su defecto asumir el fracaso y dar por zanjada la andadura, porque políticamente   no se puede deambular   entre lo ficticio  y la inconsecuencia     y esa es la dicotomía en la que se sitúa Podemos en el momento actual y el principal motivo  de su conflictividad  generalizada  y de  su  enrevesada deriva

 

Más recientes de Galdo Fonte

PODEMOS se viene abajo

PODEMOS se viene abajo

En la actual coyuntura mantener en pie su oferta al PSOE para formar un Gobierno de coalición, no pasa de ser una argucia del núcleo duro de Podemos para quitarle hierro a la derrota y mantener con ello su continuidad 02/06/2019

No votes por trepas ni mediocres

No votes por  trepas ni mediocres

Estamos viviendo un ciclo involutivo, la antítesis del talento político. donde gente sin dotes ni méritos, desde la más absoluta ineptitud. imponen a la sociedad el liderazgo institucional de trepas y mediocres 13/05/2019

Yolanda Díaz, gerifalte de PODEMOS

Yolanda Díaz, gerifalte de PODEMOS

PODEMOS que nació como un grito de réplica contra el sistema político surgido de la Transición, no cesó de incrementar su descrédito, por la transigencia a acoger en sus filas a lo más ruin y abominable de la ralea política 04/05/2019

Perversión de PODEMOS en Fene

Perversión  de PODEMOS  en Fene

Mientras una fenesa de Izquierda Unida. sin primarias y nombrada a dedo capitanea la candidatura de Unidas Podemos en Pontevedra; en Fene, por no tragar con su imposición de confluencia, Podemos Galicia aborta la decisión del Circulo local a concurrir a los comicios en solitario 19/04/2019

Fene, exige otro municipalismo

Fene, exige otro municipalismo

Cuando el modelo económico no surte efecto como solución al paro, se hace obligado utilizar fórmulas alternativas como estímulo, dinamizando los activos endógenos a la vez de implementar funciones que vivifiquen la actividad productiva y la sustentabilidad 13/04/2019

Mostrando: 1-5 de 375