×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

JuanlcvalMiembro desde: 14/02/13

Juanlcval

http://www.futurea.es

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    161.360
  • Publicadas
    41
  • Puntos
    0
Veces compartidas
15
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
18/02/2013

El coaching se extiende en la actualidad a muchos ámbitos como herramienta para aumentar el desempeño organizacional y personal

Mucha gente me pregunta qué es en realidad el coaching, para qué sirve en realidad. Ven programas en la televisión que empiezan a utilizar la figura del coach, y se preguntan que aporta con respecto a las figuras que ocupaban su lugar antes de que este concepto calara en nuestra sociedad. En la actualidad son cada vez más numerosos los ámbitos donde el coaching se extiende, llegando en la actualidad incluso a la educación. Según la Encuesta de Mercado de Coaching Ejecutivo la certificación de Coaches creció más de un 20% en el último año. Esto es lo que decía por su parte AECOP España en la misma: ha habido una variación a la hora de decidir quién contrata al coach ya que, según los datos de 2010, en el 41% de las empresas que contrataban servicios de coaching, los directores de RRHH eran los encargados de hacerlo. La encuesta confirma asimismo el crecimiento sostenido del coaching ejecutivo en nuestro país e identifica una serie de oportunidades para el periodo 2010-2020, que los coaches pueden aprovechar para consolidar su labor en las organizaciones españolas. También destaca que las empresas necesitarán contar con un mayor número de coaches, y que estos deben exigir mayor y mejor formación, y competitividad entre los centros de capacitación de coaches, para así cumplir con las expectativas de los clientes. El cambio cultural está ya a la orden del día y todo parece indicar que las empresas harán lo que mejor saben hacer, que es adaptarse para poder sobrevivir. El coaching puede ser una pieza clave en este cambio de cultura organizacional.

Después de la psicología conductista, según la cual éramos recipientes vacíos en los que todo se deber verter, aparecen otras más optimistas en las que el hombre aparecía como una bellota, que bien cultivada podía llegar a ser un esplendoroso roble. Necesitaremos tiempo, luz, agua y un agricultor que nos ayude, pero el roble está dentro de nosotros desde el principio. Esa nueva tendencia defiende la necesidad de hacer cambios en nuestra manera de aprender, y más importante, en nuestra manera de enseñar, gestionar y delegar.

Los tiempos han cambiado, y parece necesario un nuevo enfoque en la práctica de la gestión de personas. El entorno es mucho más competitivo, hay más incertidumbre, y las personas buscan sentido y autorrealización por encima de unas condiciones salariales que cada vez son más precarias. Es la evolución de la conciencia de la sociedad colectiva, en la que las personas quieren tener capacidad de elección y ejercer la responsabilidad personal. Esta requiere capacidad de elección, y la capacidad de elección requiere libertad. Las empresas han de aceptar la efectividad que tiene el coaching a la hora de descubrir los valores que la orientan y a la hora de conseguir una alineación con la misión y visión de la empresa, optimizando así el rendimiento de las personas de la misma.

Las empresas cada vez esperan más de sus empleados y la frecuencia con la que estos buscan sentido y propósito a su trabajo implica que los coaches han de adquirir más habilidades si pretenden resolver estas profundas cuestiones vitales. Se acaba la cultura de la culpa y el síndrome del “quemado”, donde el escaso control personal sobre el trabajo deja paso a la iniciativa, creatividad y autonomía personal.

“El coaching se centra en las posibilidades del futuro, no en los errores del pasado”

Antes de definir las bases del coaching, ¿Qué mitos giran en torno a su concepción?

- No es una filosofía, No es un dogma.

- NO es algo exclusivo de las grandes empresas.

- NO cosiste en enseñar, sino en crear las condiciones necesarias para aprender y crecer.

Es un método de acción: es una forma de gestionar, de ser, estar, pensar, actuar y tratar a las personas. “El coaching se centra en las posibilidades del futuro, no en los errores del pasado” dice Jhon Whitmore. En el diccionario to coach significa “tutelar, adiestrar, dar indicaciones o comunicar hechos”.

Esta vaga definición nos puede acercar algunas pistas sobre lo que implica el coaching. Es siempre un entrenamiento, en el que no se “ordena” (es una palabra que no aparece en esta definición), es decir, se tutela o se guía a una persona a través de un camino previamente escogido, para alcanzar una meta u objetivo deseado. Ayuda a descubrir tanto el cómo hacer las cosas, y el qué se hace para alcanzar un destino prefijado. Una buena relación entre coach y cliente, así como un estilo adecuado y una buena comunicación, ayudan a que el segundo tome conciencia del proceso que está llevando a cabo en cada sesión. Esto sucede no porque se le transmitan una serie de respuestas, sino porque el mismo va respondiéndolas según sus necesidades, perspectivas, propósitos, ambiciones, etc. Al fin y al cabo el proceso está orientado a que el cliente aumente considerablemente su rendimiento, ya sea en su vida profesional o personal, y por lo tanto recoja un mayor número de éxitos. Las "grandes metas" que siempre nos planteamos se convierten en objetivos a subdividir en pequeñas unidades que se han de planificar e ir conquistando para en un tiempo lograr el objetivo final.

Sus orígenes se remontan al deporte, en concreto al tenis y el esquí, donde el rendimiento de los atletas de élite ya no solo dependía en gran medida de sus aptitudes físicas, sino que existía un factor psicológico que determinaba en algunos un rendimiento extraordinario. Las obras de Timothy Gallwey (pedagogo en Harvard y experto en tenis), que estudió la enseñanza del tenis, esquí y del golf contribuyeron en gran medida a extender este punto de vista en el deporte de alta competición. Para este autor el juego interior era algo así como el estado interior de cada jugador, y así decía: “El oponente que habita en la cabeza del propio jugador es más formidable que el que hay al otro lado de la red”. Leyendo esta cita de Gallwey cualquiera se puede imaginar de que se trata. Todos hemos vivido situaciones en las que ha sido nuestra propia cabeza, nuestro juego interior, ha boicoteado nuestro rendimiento cuando en teoría no tendría por qué haber sucedido.

El coaching puede ser una pieza clave en este cambio de cultura organizacional. Según la Encuesta de Mercado de Coaching Ejecutivo la certificación de Coaches creció más de un 20% en el último año

En la actualidad su uso se extiende a muchos ámbitos, entrando actualmente en las organizaciones y en las personas como proceso de autodescubrimiento personal y para incrementar el rendimiento.

Más recientes de Juanlcval

Inteligencia emocional: La utilidad de la frustracion

¿Qué utilidad crees que puede tener una emoción como la frustración? «Llena tu frustración de nuevas propuestas, nuevos propósitos y perspectivas, dale sentido, y obtendrás “logración”» 03/03/2014

Emprendedores Sociales para el Futuro

Por que nuestra sociedad se merece más emprendedores sociales. Esta es la premisa sobre la que arranca el programa de sensibilización de Socialnest 02/02/2014

Las 10 cualidades de un objetivo

¿Qué es lo que hace "bueno" a una meta u objetivo? ¿Qué podemos tener en cuenta a la hora de proponernos objetivos para poder alcanzarlos? 22/01/2014

Co-creacion: actuar como si

Plantea escenarios antes de entrar en ellos, imagina como te gustaría que fueran y compórtate "como si" fueran posibles 10/12/2013

El sentido del proyecto: Nelson Mandela

Nelson Mandela fue un ejemplo de integridad, honestidad y lucha por la justicia y la dignidad humana 08/12/2013

Mostrando: 1-5 de 40