×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Libertad CríticaMiembro desde: 20/01/20

Libertad Crítica
28
Posición en el Ranking
1
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    44.344
  • Publicadas
    12
  • Puntos
    65
Veces compartidas
14
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 13º
Recientes
  • 13º
Visitas a noticias
Hace 3d

En plena cuarentena, en plena crisis sanitaria causada por el virus conocido como COVID-19, se han lanzando ataques por parte de comunistas, socialistas y socialdemócratas contra el libre mercado y contra la iniciativa privada. Hoy salimos en defensa del liberalismo de forma contundente

 Por Luis Silva Ortega y Jorge Nieto Ortiz,

redactores de Libertad Crítica.

Más de 85.000 infectados y de 7400 muertos. Estos son los datos a día de hoy provocados por una pandemia que está asolando al mundo y que está haciendo temblar las economías de las mayores potencias mundiales. Aún siendo una enfermedad que golpea duramente a todos los países, España está a la cabeza de la lista de los Estados con mayor número de infectados y muertos, y esto no es sino responsabilidad del gobierno, en especial, pero también de toda la clase política y de los propios ciudadanos.

Sin embargo, un gran número de personas y profesionales no dudan en aprovechar la ocasión para defender un mayor peso del Estado en la sanidad, difamar al liberalismo y la disminución del gasto, y de paso atizar a los empresarios, con especial mención del archiconocido Amancio Ortega, que ya es sospechoso habitual en esta materia.

 

 

Fuente: Público

Gran cantidad de mensajes en las redes sociales defendiendo que no se toque el gasto público (parece que algunos no se quieren enterar de que tenemos una deuda pública irrisoria y dantesca que en algún momento habrá que intentar paliar), y que el capitalismo ha fracasado, que el socialismo demuestra ser la única y mejor vía posible para el desarrollo humano. 

Todo esto gracias también a que, como sabemos, el Gobierno de España suele atacar a la iniciativa privada para poder así ensalzar sus políticas, y también intenta dar la imagen de que toda la caridad que vemos en estos momentos vienen de agentes públicos y de esta manera ocultar las buenas acciones que realiza el sector privado en nuestra sociedad.

Ataques a los grandes empresarios, ataques a los ERTEs, ataques a la sanidad privada (gran foco de ataque de estas personas)...

Vamos a detenernos un segundo a hablar sobre el caso de los ERTEs (Expediente Regulador Temporal de Empleo), una figura que ha dado bastante de qué hablar en los medios de comunicación y en la ciudadanía. Se trata de un sistema al que pueden acogerse las empresas para proteger los costes salariales y reducir el nivel de plantilla prescindiendo temporalmente de los contratos. Esto a pesar de ser objeto de controversia en la población, es necesario para no empeorar esta crisis económica y sanitaria en la que nos encontramos.

En adición a todo esto, los medios de comunicación, que parecen ser la correa de transmisión de todos los mensajes de Moncloa, han expandido bulos y tergiversaciones de algunos hechos que han realizado empresas privadas o han ocultado otros, cómo es el caso del medio millón de mascarillas que la fundación privada Jack Ma donó a España, haciéndolo pasar como si hubiese sido caridad por parte del Estado chino.

 

Tampoco se puede dejar a un lado hechos que han protagonizado algunos políticos, entre ellos Carmen Calvo, vicepresidenta primera por el PSOE, otra de las muchas miembros de este partido que se llena la boca de más impuestos para la sanidad pública pero a la mínima oportunidad en la que se ha visto en peligro al infectarse por coronavirus se ha ido a la privada a pesar de tener capacidad de elección. Así es el nivel de muchos políticos en la sociedad española, di una cosa y haz la contraria.

 

Fuente: Vozpopuli

 

SOCIALISMO: CÓMO TROPEZAR UNA Y OTRA VEZ CON LA MISMA PIEDRA

A día de hoy podemos escuchar algunas frases provenientes de individuos a la izquierda del espectro político, propaganda populista que busca sacar rédito de la situación y engrandecer sus dogmas. Desde Libertad Crítica podemos llegar a entender hasta cierto punto a aquellos que defienden la socialdemocracia y al estado de bienestar. No compartimos en su totalidad esas ideas pero podemos llegar a entenderlas. Lo que nos supone un trabajo mayor es entender la férrea defensa de un sistema totalmente socialista o comunista, o muy cercano a ellos, y una continua campaña de acoso y derribo contra el capitalismo, incluso desde voces famosas.

Se pueden leer tweets similares a: “En los momentos de crisis se demuestra que el sistema verdaderamente efectivo para el bienestar ciudadano es el socialismo”. Nada más lejos de la realidad, es una expresión cuanto menos poco afortunada, puesto que los datos de los que disponemos a día de hoy nos dicen que las sociedades más prósperas y ricas son en las que el libre mercado y el liberalismo económico han tenido un gran peso y se han implementado de una manera eficaz los preceptos de esta ideología.

Propuesta esta cuestión que más adelante abordaremos, primero fijémonos en cómo el socialismo es un fracaso allá donde se implementa, con datos y hechos de sobra conocidos sobre países socialistas, pero que parece que a algunos se les olvida o ignoran de manera cuanto menos deliberada.

En Cuba se trata con mano dura a todo disidente político que tenga ideas contrarias al señor Castro y no es algo nuevo la cantidad de cubanos que huyen a Miami en patera para poder aspirar a tener una vida mejor y mi compañero y yo nos atrevemos a preguntar: Si el socialismo es tan bueno y puede proveer a todos los ciudadanos cubanos con lo necesario para vivir y tener una vida próspera, ¿Por qué solo hay cubanos que huyen de la Habana a Miami y no cubanos que huyan de Miami a la Habana?

En cuanto a China y la Unión Soviética...

Fuente: La Vanguardia.

China es de esos ejemplos de qué hace el socialismo al llegar al poder, eliminando toda oposición política. 

Mención especial a todos los muertos que hubo bajo el régimen de Mao Zedong, el cual ideó un plan económico conocido como el "Gran Salto Adelante", que conllevaba la colectivización de la tierra y la industrialización acelerada. Bajo su mandato se estima que por ejecuciones, represión o hambre derivada del plan económico murieron al menos unos 40 millones de personas y se estima que podrían llegar a los 70 millones de muertos.

Pero tampoco nos olvidemos de la Unión Soviética de Stalin, ese Estado que provocó la gran hambruna en Ucrania conocida como el Holodomor y que causó la muerte de unos 4 millones de ucranianos entre 1932 y 1933. Por no hablar de los campos de concentración para homosexuales que había en la propia Unión Soviética.

Todo esto justificado bajo la máxima del bien común. Se reducen libertades, y en los peores casos se realizan todo tipo de barbaries para alcanzar la ansiada igualdad. Todo aquel individuo que se opone a la consecuención del bien mayor deberá ser aplastado por el colectivo mayoritario.

Por supuesto todos estos datos son calificados como “propaganda yanqui” por los defensores de este modelo político. Se podrían mencionar el número de personas que fueron enviadas a gulags en la URSS, la deshumanización del individuo en estos regímenes, la burocratización y la falta de democracia, Venezuela, Corea del Norte, Camboya, Vietnam… Pero no queremos extender en demasía el artículo.

 

EL LIBERALISMO ES PROSPERIDAD

Dejando un lado el ataque a la utopía socialista, pasamos a la defensa de una mayor libertad económica en España, al contrario de lo que está pidiendo tanta gente en estos momentos.

¿Por qué? Porque a los liberales no nos está pasando la realidad por encima como mucha gente afirma. Porque se puede ser liberal y defender una fuerte intervención estatal en momentos de emergencia como este. Porque la causa del alto número de infectados y muertos no es del libre mercado, sino principalmente de la tardía reacción del gobierno (que ignoró a la OMS y a la Unión Europea) y de algunos de sus sonrojantes movimientos, pero esto es tema para otro artículo.

Primero que nada, mencionar que países como Singapur (con una sanidad totalmente privada) o Corea del Sur, de los países con mayor libertad económica del mundo, pudieron controlar con gran éxito el virus, y otros países como Irlanda, también con bajo gasto público y alta libertad económica, mantienen el porcentaje de infectados por debajo del de España o el de otros países de la Eurozona. Con lo cual, es posible que esta emergencia sanitaria no sea culpa de la libertad económica ni de los “bajos” impuestos, sino de la responsabilidad de los dirigentes, de aquellos que nos gobiernan y tenían la suficiente información y el suficiente poder como para, cuanto menos, ralentizar la expansión del virus.

Mi compañero y yo defendemos un mayor liberalismo económico frente a aquellos que piden una mayor intervención estatal. Dejando de lado los típicos (aunque no menos importantes) argumentos sobre libertad individual, libre competencia o infiernos fiscales, simplemente ofreceremos algunos datos. Datos que evidencian que no existe un modelo económico mejor que el liberal (con cierta intervención estatal).

En el siguiente gráfico podéis observar una lista que muestra los países con mayor libertad económica del mundo, procedente de un estudio realizado por The Economist. España se encuentra la número 57 en este ránking.

Fuente: Experiummarkets

Ahora, podremos ver que existe cierta relación con el top de países más prósperos del mundo, coincidiendo en este caso Dinamarca, Suiza, Islandia y Nueva Zelanda entre los 10 primeros. Por ende, podemos extraer en que hay una relación bastante notoria entre libertad económica y prosperidad humana. Pero esto no es todo.

 

Fuente: El Tiempo Latino

Según un estudio realizado por The Fraser Institute, existe relación entre libertad económica y mayores ingresos per cápita, mayor crecimiento económico y mayores ingresos del 10% de la población más pobre de cada país, tal como podemos ver en los gráficos, extraídos directamente del informe de dicho estudio.

 

Fuente: Fraserinstitute.org

Si observamos el índice de desarrollo humano, elaborado por la ONU, veremos que sólo en el top 10 se encuentran Suiza, Irlanda, Hong Kong, Australia, y Singapur, que están a su vez en el top 10 de economías más libres del mundo. Por su parte, la número 1, Noruega, es la 26ª economía más libre del mundo, bastante por encima de España (57ª) en la cual muchos dicen que impera un capitalismo neoliberal salvaje.

Mencionar también que entre estos países hay algunos con una presión fiscal y un gasto público bastante más reducido que el de España (35, 2% de presión fiscal y 41, 70% de gasto público con respecto al PIB, datos de 2018) y el resto de la Unión Europea, como son: Suiza (28, 1% p.f., 33, 70% g.p.), Irlanda (22, 8% p.f., 25, 40% g.p.), Hong Kong (17, 33% g.p.*), Australia (27, 8% p.f., 36, 66% g.p.), y Singapur (14, 1% p.f., 14, 62% g.p.). 

 

De Cuba, Venezuela y Corea del Norte, los tres países con menos libertad económica del mundo, no hay rastro en las listas que hemos mostrado. Países que alaban dirigentes de nuestro gobierno, con mención especial de nuestro ministro de consumo, Alberto Garzón.

 

Por último, observamos un mapa que nos muestra las democracias de mayor calidad del mundo (elaborado por The Economist), donde podemos ver que las mejores democracias tienen alta libertad económica. Todos pertenecen al top 10 de economías más libres, excepto: Islandia (11ª), Países Bajos (13ª), Suecia (19ª), Finlandia (20ª) y Noruega (26ª).

Fuente: statista.com

El capitalismo y el liberalismo económico han llevado al máximo desarrollo humano, máximo desarrollo económico y máximo desarrollo social en toda la historia, sin embargo muchos aprovechan estos difíciles momentos para reclamar y endiosar al modelo socialista, que no ha traído a lo largo de la historia más que represión y hambre, siendo la antítesis de la democracia de la que muchos socialistas (irónicamente) se llenan la boca.

Cuando se ponen datos sobre la mesa, queda evidenciada la superioridad del liberalismo sobre el socialismo, tanto en lo económico como en lo social

Está claro, “les está pasando la realidad por encima”.

 

Más recientes de Libertad Crítica

Ábalos y sus mentiras capitales

Ábalos y sus mentiras capitales

La situación se recrudece en España por las tensiones sobre la sospecha de la colaboración del gobierno con el régimen venezolano mientras se produce la sesión de control del Congreso. Hagamos un ligero repaso de la situación 12/02/2020

Pedro Sánchez o cómo no dar la cara

Pedro Sánchez o cómo no dar la cara

Al señor Sánchez le encanta crear una cortina de humo con cada asunto polémico que no le conviene con tal de mantener el poder. Hagamos un repaso de los famosos ERE y la poca importancia que se le ha dado 07/02/2020

El Brexit no arruinará al Reino Unido en el largo plazo

El Brexit no arruinará al Reino Unido en el largo plazo

¿Sumirá el Brexit al Reino Unido en la más absoluta quiebra? ¿Podrá el antiguo imperio británico resurgir de estos caóticos tiempos? 31/01/2020

El siglo XX en el siglo XXI

El siglo XX en el siglo XXI

Juan Guaidó visita España mientras miembros del gobierno como el presidente se niegan a reunirse con él apoyando a Maduro de manera indirecta ¿Podemos hablar de la enésima crisis de Venezuela o será un evento sin repercusiones? 29/01/2020

El pin parental de Vox, o cómo desviar los focos desde el Gobierno

El pin parental de Vox, o cómo desviar los focos desde el Gobierno

De la exhumación de Franco al pin parental. Perfectos objetivos a los que desviar las miradas de la ciudadanía 27/01/2020

Mostrando: 6-10 de 11