Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Rehabiliten la Constitución

20/12/2018 05:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los ciudadanos deben exigir un gran debate que pueda conducir a una reforma constitucional que impida la rápida libertad de personas como Bernardo Montoya, de 50 años, asesino de una anciana en 1995, pluridelincuente violento, y ahora asesino confeso de la dibujante y profesora de arte de 26 años Laura Luelmo, en El Campillo (Huelva).

Porque la Constitución, nacida tras el duro franquismo, creyó que reprimir duramente a los delincuentes recordaría la dictadura y decidió que hasta los peores criminales se reformarían con psicología y reeducación.

Las democracias aplican la cárcel como castigo, prevención y rehabilitación, pero en España se consagran sólo a la rehabilitación de acuerdo al Art 25.2, al que obedecen todas las leyes, y que dice:

"Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados".

Cuatro décadas después hay muchas rehabilitaciones, pero también numerosos depredadores liberados sin rehabilitar que vuelven matar o a violar, por lo que si no se reforma, el 25.2 hará triunfar a Vox.

Recién destinada al pueblo donde sería asesinada, nada más verlo en la calle temió a su presunto verdugo, ese monstruoso multidelincuente con sólo 15 años de cárcel por asesinar a la anciana; el resto de los años en prisión los pasó por otros delitos.

Poco antes de su muerte Laura había escrito un inocente tuit feminista: "Te enseñan a no ir sola por sitios oscuros en vez de enseñar a los monstruos a no serlo, ese es el problema".

"En vez de enseñar a los monstruos a no serlo". Creía ingenuamente, como la Constitución, que se enseña a los monstruos a volverse personas decentes.

Bernardo Montoya siguió siendo un terrible monstruo, un depredador a la caza de una víctima, como tantos otros asesinos falsamente rehabilitados y libres que reinciden tras unos años reeducándose en prisión.

Más sobre

Los ciudadanos deben exigir un gran debate que pueda conducir a una reforma constitucional que impida la rápida libertad de personas como Bernardo Montoya, de 50 años, asesino de una anciana en 1995, pluridelincuente violento, y ahora asesino confeso de la dibujante y profesora de arte de 26 años Laura Luelmo, en El Campillo (Huelva).

Porque la Constitución, nacida tras el duro franquismo, creyó que reprimir duramente a los delincuentes recordaría la dictadura y decidió que hasta los peores criminales se reformarían con psicología y reeducación.

Las democracias aplican la cárcel como castigo, prevención y rehabilitación, pero en España se consagran sólo a la rehabilitación de acuerdo al Art 25.2, al que obedecen todas las leyes, y que dice:

"Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados".

Cuatro décadas después hay muchas rehabilitaciones, pero también numerosos depredadores liberados sin rehabilitar que vuelven matar o a violar, por lo que si no se reforma, el 25.2 hará triunfar a Vox.

Recién destinada al pueblo donde sería asesinada, nada más verlo en la calle temió a su presunto verdugo, ese monstruoso multidelincuente con sólo 15 años de cárcel por asesinar a la anciana; el resto de los años en prisión los pasó por otros delitos.

Poco antes de su muerte Laura había escrito un inocente tuit feminista: "Te enseñan a no ir sola por sitios oscuros en vez de enseñar a los monstruos a no serlo, ese es el problema".

"En vez de enseñar a los monstruos a no serlo". Creía ingenuamente, como la Constitución, que se enseña a los monstruos a volverse personas decentes.

Bernardo Montoya siguió siendo un terrible monstruo, un depredador a la caza de una víctima como tantos otros asesinos falsamente rehabilitados y libres que reinciden tras unos años reeducándose en prisión.

Y ya son muchos monstruos como Montoya desde 1978, por lo que lo que necesita rehabilitarse es este Art. 25.2 ce la Constitución.

---------

SALAS


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2357 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.blogs.com
Visitas:
1825
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.