Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Reino Unido e Italia al reencuentro latinoamericano

20
- +
13/11/2017 07:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La doctrina del populismo ha perturbado el crecimiento industrial de todo un Continente y engañado a su población civil

La Tecla Fértil

 

¨*Cuba, abre sus puertas al turismo español y tecnología europea

 

Ante la realidad europea, el Reino Unido e Italia, vienen haciendo un gran esfuerzo e sus reforzamientos económicos hacia América Latina y todo su campo diplomático con sus Cancilleres buscan una relación política, capaz de aligerar las exportaciones hacia el Continente Sureño. Todo se desprende al valorar el impacto del Brexit. La idea es ir abarcando posiciones en el mercado interior latino y provocar una reacción inmediata a los lazos comerciales y económicos con las principales navieras de la región.

La doctrina del populismo ha perturbado el crecimiento industrial de todo un Continente y engañado a su población civil, que, se mueve en un contexto diferente. En un principio la relación España- América Latina, daba buenos dividendos políticos, pero la intromisión de la joven organización Podemos, desvió los planes estratégicos originales y Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Echenique, desvirtuaron el campo territorial y lo político enfrasco el delirio de algunos países como Bolivia, Argentina y Venezuela, llevándolos a un caos geopolítico y financiero de condiciones bárbaras al libre mercado y mundo financiero. De allí, surgió algunos rechazos de La República Bolivariana de Venezuela, quien en sus legítimas acciones y pronunciamientos y apegada al ordenamiento normativo jurisdiccional apeló criterios en su defensa y contrarresto opiniones sobre el blanqueo de capitales.

Quizás, lo más delicado de todo esto, es la intromisión de militares en asuntos civiles y él control que estos ejercen en la industria agropecuaria que, viene señalando un índice de inflación totalmente bárbaro, los hombres vestidos de verde, deben regresar a sus cuarteles.

El gobierno británico e Italia abrieron sus puertas a Cuba, una vieja colonia norteamericana antes de la acción gubernamental de Fidel Castro Ruz. Y vienen, asumiendo posiciones de liderazgo e histórico en el campo del turismo y la tecnología y más allá, se entrelaza en lazos de amistad para la transferencia comercial, asunto que no es bien visto por Venezuela y que su Cancillería ha dado una exposición de motivos al respecto.

La política exterior italiana e inglesa se encuentra reorientada hacia mecanismos de defensa de convicción y necesidad de los pueblos, de allí que el dialogo internacional, no debe cubrirse de populismo. La cooperación con Cuba se hace necesaria, porque es la puerta al Mar Caribe y al conjunto de islas que son colonias directas del Reino Unido y de Francia.

Por eso, se debe tener una visión multicultural del mundo y no afianzarse en una línea ideológica que la mayoría de los ciudadanos desconocen, porque han vivido esclavizados a un salario y poco, tienen tiempo para discutir ideas e ir a un debate o conversatorio para sacar conclusiones al dialogo que beneficie a una mayoría.

La importancia de su capital humano se demuestra no sólo en la región, sino también en países como España e Italia

Al hablar de la cooperación con Cuba, debemos referirnos también a México.

 

El Parlamento Europeo (PE), viene aprobando un nuevo Informe sobre las relaciones políticas de la Unión Europea (UE) con América Latina, a fin de reforzar los vínculos entre ambas partes y adaptarlos a los cambios recientes en el mundo. América Latina es una tierra de oportunidades. A pesar de su diversidad y heterogeneidad, es una de las regiones mundiales con mayor potencial político y económico. Muchos de sus países cuentan con abundantes recursos naturales, valioso capital humano, instituciones cada vez más sólidas y disciplina macroeconómica

, en los que la plena integración de los latinoamericanos se ha convertido en un elemento esencial para el desarrollo económico y la creación de riqueza. Casi toda la región ha experimentado una importante consolidación democrática, fortaleciendo sus instituciones y el Estado de derecho. Y las políticas económicas acertadas le han permitido sufrir en menor medida los efectos de la reciente crisis económica y financiera. La región se enfrenta también a grandes retos, como la pobreza y la desigualdad, el auge del populismo radical o el drama de la inseguridad en sus diferentes manifestaciones.

Durante la segunda mitad de la década, España e Italia gozaron de un mercado interior fuerte y abierto a la competencia. El éxito de las políticas económicas, fiscales y de creación de empleo, unido al resultado positivo de las empresas en el mercado interno, crearon el clima de optimismo apropiado para la búsqueda de nuevos mercados y la expansión hacia América Latina. Al afianzamiento de la influencia española en la región contribuyó también una política exterior coherente volcada en la defensa de los intereses nacionales. Sin embargo, desde 2005 y con José Luis Rodríguez Zapatero al frente del gobierno, el deterioro de la economía doméstica y la complacencia con el populismo radical han llevado a España a perder influencia, lo que ha ido en detrimento de los intereses de muchas empresas.

Ahora, aparece en Venezuela junto a Leonel Fernández y el grupo Podemos, asesorando a nuestro país a un dialogo abierto en busca de factorizar la paz y el crecimiento interno del país, algo incongruente, mientras aparezca el militarismo ejerciendo funciones de gobierno. En Cuba, fue, al contrario, una nueva experiencia al consolidar un nuevo ejército y una ideología cónsona con sus sueños de libertad, para dejar de ser colonia.

América Latina necesita, pues, un proyecto viable de integración respaldado no sólo por EE.UU., sino por el mundo desarrollado en su conjunto, que permita no sólo el estrechamiento de los lazos entre las repúblicas latinoamericanas, sino también la incorporación del continente al vínculo atlántico. España, Italia y Reino Unido, países con el que América Latina ha mantenido una relación preferente y fluida, debería desempeñar un papel esencial en este proceso. El reforzamiento del vínculo transatlántico y su extensión al subcontinente permitirá que las repúblicas latinoamericanas, sin menoscabo de los acuerdos de seguridad bilaterales y subregionales, hagan frente con mayores garantías de éxito a unas amenazas regionales a la seguridad que hoy más que nunca tienen un alcance mundial: el terrorismo, la delincuencia organizada transnacional, el tráfico de drogas, el lavado de dinero, el tráfico de armas y las conexiones entre todas ellas.

Siendo Venezuela, víctima de empresarios inescrupulosos que exigen dólares preferenciales y venden a dólares paralelos, esclavizando más a la pobreza a los trabajadores de este territorio continental y cuyas empresas deben ser expropiadas y darlas a personas oficiosas y consorcios que reflejen interés por invertir y desarrollarse en este Continente virgen y floreciente.

Ahora, aparece en Venezuela junto a Leonel Fernández y el grupo Podemos, asesorando a nuestro país a un dialogo abierto en busca de factorizar la paz

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (165 noticias)
Visitas:
33
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.