Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

Reyes de Francia tras la Revolución Francesa

30/12/2016 03:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por David Lorenzo

Hay gente que todavía desconoce que tras la Revolución Francesa no se consolidó el modelo liberal. La revolución fue más inestable de lo que se piensa y finalmente acaba en manos de un emperador como fue Napoleón. A pesar de crearse un estado autoritario sí es cierto que se extendió por el país y por toda Europa los principios de libertad, ciudadanía, voto, etc.

Pero cuando Napoleón pierde definitivamente en la batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815 en Francia se vuelve a instaurar una monarquía en manos de los Borbones. De esta forma, frente a lo que muchos piensan Luis XVI no fue el último rey de Francia, ni si quiera es el último monarca de la dinastía borbónica en el país galo.

La recuperación de la monarquía francesa fue una imposición del resto de países Europeos que querían que volviera el orden al continente. A través del Congreso de Viena se acordó restaurar la Monarquía Absoluta en todos los territorios que habían sido conquistados por Napoleón. Además en el caso de Francia la nueva monarquía permitirá una constitución pero que fuera redactada y firmada por el propio rey (de carta otorgada). De esta forma se evitó la continuidad del liberalismo en Europa.

Los reyes posteriores a Luis XVI son:

  1. Luis XVII. Su gobierno fue más bien efímero. Tuvo el poder durante la Revolución, pero no después. Su reinado comenzó en 1793 tras la muerte de su padre, Luis XVI. Sin embargo fue rápidamente encarcelado en pésimas condiciones por parte de los revolucionarios. Fue tal el nivel de insalubridad que vivió que acaba muriendo en 1795.image
  2. Luis XVIII. Fue el primer rey de la Restauración borbónica de Francia (como se llama este periodo). Era hermano del rey Luis XVI y aunque estuvo varios años en el exilio vuelve para gobernar el país en 1814. Su gobierno tuvo un corto cese en la etapa conocida como los Cien Días, periodo en el que Napoleón intentó recuperar el poder de Francia. A comienzos de su gobierno tuvo que combatir a los napoleónicos, que controlaban el senado. Para acabar con ellos Luis XVIII disolvió y abole la Constitución. A cambio escribió un documento (una carta) donde daba al pueblo francés una serie de derechos y libertades. También tuvo que competir contra la oposición exterior, liderada por Napoleón II, hijo del emperador. Sin embargo su reinado es estable y logra gobernar hasta su muerte en 1824.
  3. Carlos X. Tras la muerte de su padre, Luis XVIII, ocupa el trono de Francia. A diferencia de su padre Carlos X se presentaba inflexible. No escondió nunca sus intenciones de volver a instaurar el absolutismo en Francia y recuperar el Antiguo Régimen. Por eso fue normal que desde un comienzo existiesen tensiones entre él y los burgueses y liberales. Para garantizar que los monárquicos, favorables a su gobierno, ocuparan el poder permitió el fraude electoral y todas las tretas que fueran favorables a ellos. Durante su reinado van a ir aprobándose leyes que van devolviendo lentamente el poder a la nobleza y el clero. Para marzo de 1830 la situación no podía ser más tensa. Las leyes tan impopulares aprobadas por los monárquicos, unido a la actitud ultraconservadora del rey llevó a una revolución que lo destituyó. Fue el último Borbón en el poder en Francia.
  4. Luis Felipe I. Para el nuevo reinado se decidió elegir otra familia. Esto supuso el fin definitivo de la familia Borbón de Francia tras casi 250 en el poder. El elegido fue Luis Felipe de Orleans, que aunque familiar de la anterior dinastía pertenecían a una rama menor de la familia. A diferencia de Carlos X él sí que aplicó una monarquía constitucional donde se abrió camino a más libertades que en la etapa anterior. Durante prácticamente todo su reinado recibió el apoyo de la clase burguesa, aunque también de la aristocracia. Obviamente los más beneficiados de las políticas de Luis Felipe I fueron los burgueses, quienes lograron introducir la industrialización en el país. Pero a pesar de todas las reformas no se pudo evitar una crisis económica importante en Francia. Esto hizo que poco a poco burgueses y sobre todo las clases populares fuesen oponiéndose más y más al monarca. Este finalmente abdica en 1848 y marcha al exilio.

Con la abdicación Luis Felipe I en la revolución de 1848 se pone fin a los monarcas franceses. En este momento se instaura la II República Francesa. Únicamente hubo un monarca más coronado en el país: Napoleón III (1852-1871). Pero eso ya es otra historia...

Para saber más:

  • Little, Roch (2013) "La restauración imposible. Historia política de Francia de 1814 a 1848". En Revista virtual de investigación en Historia, Arte y Humanidades. Vol 3, nº8. Enlace: https://goo.gl/x3HOND
  • Odalric De Caixal i Mata, David (2011) Historia de los Reyes de Francia y España. Guer: Ecole Militaire de Saint Cyr

Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (974 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
3201
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.