Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gl1524646971634 escriba una noticia?

Y ahora que..

27/04/2018 01:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Día tras día, un largo etcétera de situaciones, nos hacen interrogarnos hacia la deriva social y humana, a la que se dirige este país con aquellos que nos dirigen y defienden

[Y ahora que...]

 

 

Me produce escalofríos, la simple idea de poner la televisión últimamente. Son tantas las noticias, las tramas políticas, los devaneos amorosos, las injusticias sociales, los desastres en el mundo, etc … que la verdad, uno llega a su casa después de un duro día de trabajo, consulta cualquier periódico, tanto digital como en papel, o simplemente te bombardean si tienes activada cualquier app, referente a este tema; y solo te quedan ganas de volver a salir mientras como dice la famosa frase del mítico Groucho Marx, piensas: ¡Paren el mundo que me bajo.¡

Estamos llegando a un punto, en el que si de por sí, es difícil el día a día, tanto en el terreno laboral como en el de pareja o familiar, el remate lo pone, todo lo que acontece a nuestro alrededor, pues en mayor o menor medida, nos influye y condiciona.

Estudiantes que ven delante de sus propias narices, el ejemplo claro y palpable de lo que verdaderamente importa en esta sociedad. Ser un cuerpo de gimnasio, tatuado, rey de todos los saraos televisivos, estar en todas las discotecas de moda luciendo palmito y coche, ser el más malote de todos sin tener ni siquiera el título de la eso, mientras paseas palmito en una isla remota del caribe siendo un superviviente.

Más sobre

Dedicarte desde bien joven, a la temprana edad del pavo, a la asistencia frecuente de sociedades influyentes y políticas, con lo que conseguir en la máxima brevedad de tiempo, una carne con el que a largo plazo y en función de los servicios y de las tragaderas que cada uno tenga, perpetuar y calentar los sillones deformados y mal olientes del congreso, o si lo haces muy mal del senado. Con lo que, sin haber pegado un palo al agua, durante casi toda tu vida productiva, solo asistiendo de vez en cuando en función de si te viene bien o si ese día estas predispuesto, asegurarte de un modo fácil y sencillo, una jubilación que te permita seguir haciendo eso que hasta ese momento has hecho, osease nada. La otra opción, aunque esta fluctúa en función del gobierno que tengamos o de las ideas que de Europa nos lleguen, es convertirte en un con seguidor, o mediador. Con lo que ello conlleva claro. Solo tienes que asumir, que, si al final la cosa se complica, con unos trajes, o unas botellas, unos bolsos en navidad, o unos sobres que van y vienen, o de repente encuentran un millón de euros de nada, en el altillo de tu suegro, te vas a comer el marrón tu solo de todo aquello con lo que, te han ido engordando el bolso. Otra opción, no muchos menos interesante, es llegar a ser un reputado deportista olímpico, con lo que llamar la atención, de la hermana o hija del aquel entonces, Jefe del Estado, con lo que dejar el mundo del sudor y del esfuerzo, y recalificarte aun universo, de alto standing y de conferencias, con el que pagarte un buen palacete, y tirar de suegro e influencias, en eventos y congresos, con los que asegurarte una suntuosas comisiones, para seguir viviendo a cuerpo de conde. Claro, todo ello acompañado de una fiel esposa, enamorada hasta el tuétano, o simplemente conocedora de que, si se tira de la manta, caemos todos de arriba abajo.

Así uno tras otro, la oferta social que nuestros jóvenes reciben cual captación universitaria, de todos los arquetipos con los que triunfar en un país, en el que trabajar de sol a sol, luchar por conseguir mejoras sociales, manifestarse que es lo único que nos queda, y cada día se convierte en una acción constitucional más difícil; ahorrar un duro, con lo que al ministro o presidente de turno le de por hacer con él, en función de los intereses de la macroeconomía financiera, o de los rescates bursátiles, o de la prima de riesgo, palabros que hasta hace demasiado poco a todos nos eran desconocidos e inexistentes; se traduce después de 40 y muchos, como diría el sabio de Sabina, en una pensión de mierda, con la que subsistir con economía casi de estraperlo, para ayudar o seguir financiando, la vida, los estudios, y los vicios de la prole que nos acompaña. Para colmo de males, si con eso no es suficiente, mientras la economía se restablece y pasamos a ser cabeza económica del tren europeo, aquellas que entienden de precios y de mercados fehacientemente, pues llevan haciendo la compra toda una vida, vistiendo y saneando cada uno de los hogares españoles, desde no se sabe cuándo, insisten una y otra vez, que ni brotes verdes, ni judías con chorizo; y no será porque de chorizos andemos mal en estos momentos, sinceramente.

Y ahora que, me pregunto yo a diario. Que le dices, a ese joven que te mira como las vacas al tren, cuando le hablas de esfuerzo, de lucha, de formación con la que poder alcanzar un simple curro con el que sobrevivir y salir adelante. Que le hablas de honestidad, de valores humanos, de solidaridad social. Que tiene un pie mas fuera que dentro de España, y que 60 años después, se vuelve a plantear la emigración como un futuro o una realidad de a diario. Que le cuentas de una España, que no es ni será capaz, 80 años después de resolver sus diferencias políticas, de dar el valor y el lugar a cada uno de aquellos que descansan en una cuneta, en la pared de un cementerio o en un mausoleo de la vergüenza; sin nombre, sin cara, sin intención ninguna tan siquiera de identificarlos, y con ello devolverles a sus familiares, aquello que queda de su honra y de su lucha ideológica. Una España que saca sus banderas cuando se juega un mundial, y se nos hincha el pecho a todos entre canticos y cervezas, pero que consiente una y otra vez que se silbe el himno que constituye de igual forma los simbolos de la soberanía española


Sobre esta noticia

Autor:
Gl1524646971634 (1 noticias)
Visitas:
2166
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.